Maserati: 10 años en Colombia


Por: Sebastián Peñuela
Twitter: @CarJournalist

Fotos: Prensa Maserati Colombia y Maserati Media

El 4 de junio de 2009, el empresario Frank Kanayet inauguró la primera tienda oficial de Maserati y Ferrari en Bogotá en la Calle 77 con Carrera 7ma, siendo el primero en importar estas dos lujosas marcas del sector automotriz y comunicando la primicia en la feria Expomotor 2009 en Medellín, en donde fueron expuestos un Maserati Quattroporte 4.2L y un Ferrari 599 GTB.


Desde el primer momento de su llegada al país, los clientes se han visto seducidos por la herencia y tradición de la marca boloñesa, reconocida como símbolo de exclusividad y elegancia, combinando tecnología, confort y diseño, ya que es vista como la marca de lujo y alto rendimiento de Fiat Chrysler Automobiles, en ausencia de Ferrari, que ahora es empresa independiente bajo control de Exor, (el holding de la familia Agnelli) y cotiza en las bolsas de Nueva York y Milán. La firma del tridente de Neptuno no solo es una cara bonita: su larga y rica historia esta entretejida en el automovilismo deportivo: en 1926 nació el primer Maserati, un auto de carreras. Los esfuerzos eran dedicados primero a los autos de Grand Prix y en la época de F1, el argentino Juan Manuel Fangio les dio un campeonato a bordo del legendario monoplaza 250F. Luego, su historia de victorias en los campeonatos FIA de autos deportivos con autos tan legendarios como el Tipo 61 "Birdcage" granturismos lujosos y temidos autos de carrera como los 200S, 300S, 350S y 450S les dieron aún mas pedigrí y notoriedad. Aunque su base europea es ahora en Módena y su cuartel estadounidense es en Auburn Hills, siempre será conocida como la marca de Bolonia.


Para el territorio colombiano Maserati ofrece su portafolio completo: el sedán mediano Ghibli, el sedán insignia de tamaño completo Quattroporte (la marca italiana fue pionera en ofrecer la primera berlina deportiva de lujo del mundo, en 1963), el cupé GranTurismo y su versión convertible, GranCabrio y el SUV Levante. Seguros de la calidad de sus productos, Maserati ofrece a sus compradores garantía de 3 años sin límite de kilometraje con la posibilidad de extenderla hasta el séptimo año. El respaldo en el servicio posventa ha mantenido altos niveles de agilidad, satisfacción y cumplimiento, apalancados en la facilidad de acceder directamente al inventario de repuestos de Maserati North America, lo que permite disponer de los mismos en Colombia, en cuestión de días.
Además, Maserati ofrece a sus clientes la personalización su vehículo: tapicería, mordazas de frenos, rines, tablero y pintura exterior son los elementos susceptibles de ese tratamiento.


Uno de los eventos que ha servido a Maserati para mantenerse vigente en el imaginarios de los colombianos, ha sido el Salón del Automóvil de Bogotá en Corferias desde el año 2010. En 2014 Maserati presentó a los asistentes a la feria el sedán Ghibli, un modelo que le permitió a la marca incursionar en el segmento de Clase E compitiendo directamente con el Serie 5 de BMW y el Clase E de Mercedes-Benz, ofreciendo una línea de vehículos desde los 300 millones de pesos.


En 2015 se da un momento histórico cuando después de vender 27 unidades de Maserati en el país, el mismo grupo empresarial se convierte en el importador oficial y exclusivo para la marca, abriendo en abril de 2016, la nueva vitrina oficial en la Calle 86 con Carrera 11 en Bogotá, lo que fue seguido por el lanzamiento de Levante, la primera SUV en la historia de Maserati, y una adición necesaria para competir en el codiciado segmento de las camionetas deportivas, donde Porsche, BMW, Mercedes-Benz, Audi, Jaguar y Volvo brillan.


En 2018, durante el Salón del Automóvil de Bogotá, Maserati presentó a los visitantes la SUV Levante Trofeo y GTS, las primeras SUV con motor V8, 3.8 L, disponibles para el público con 590 HP y 550 HP a 6.250 rpm y 730 Newton/metro de torque, respectivamente. Con esto se esperaba darle un nuevo impulso a las ventas de la marca en el país, tratando de atajar la tendencia observada en los mercados de China, Europa y Estados Unidos, debido a que las plataformas de Quattroporte, GranTurismo y GranCabrio ya acusan su edad y el portafolio necesita de mayor variedad: las ventas del cupé y cabriolé fueron de 1.966 unidades, 1% menor en 2018 que en 2017, el sedán insignia Quattroporte (que ya tiene 6 años en su forma actual) vendió 3.505 unidades, un 31% menos que en 2017 y necesitando ya un facelift importante o una nueva plataforma, mientras que el sedán Ghibli, aunque comparativamente más exitoso, con 11.220 unidades vendidas en 2018, tiene un decline del 22% con respecto a 2017. La culpa de ello también la tienen sus competidores como Mercedes-Benz CLS y el Audi A7, según el análisis de Felipe Muñoz, de Jato Dynamics.


Se ha reportado que desde 2021 o 2022 Ferrari rescindirá el contrato que tiene con la marca de Bolonia, según el cual le proveía de motores V6 y V8, con lo cual macerar tendrá que buscar en los anaqueles de FCA por propulsores o empezar a diseñar y fabricar los suyos, lo cual podría significarle mayor libertad en términos de potencia e imagen, ya que será visto como un fabricante más completo, aunque la marca no se ha pronunciado oficialmente al respecto. Al Gardner, jefe de Maserati North America menciona que su portafolio jamás será 100% eléctrico, manteniendo los motores de combustión interna como un vínculo a la emoción y sensación de manejo puro. En 2022 se presentaría un nuevo deportivo híbrido de nombre Alfieri, mientras que en desarrollo están dos SUV más pequeñas que el Levante.


En los 10 años de presencia en el país, Maserati ha vendido 50 unidades, siendo la Levante el modelo más relevante de todo el portafolio y, por lo tanto, el preferido de los compradores. Ahora, 50 unidades no parecen ser mucho, pero hablan acerca de la exclusividad de la marca, ya que tanto Porsche como Ferrari se han vuelto tan "abundantes" en nuestras calles, por lo que ver un Maserati califica como avivamiento de los grandes. Sin embargo, no le haría daño a la operación de Frank Kanayet un impulso en términos publicitarios y comerciales, ya que no hay marca que se venda sola, ni siquiera las alemanas.

Le deseamos a Maserati Colombia una feliz década de presencia oficial en nuestro país y que veamos más de sus indiscutiblemente hermosos vehículos en nuestras calles.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario