Llegó la Jeep Wrangler JL Sport a Colombia




Por: Jose Ignacio Ruiz
Twitter: @JRuiz4ever

Fotos: FCA Press

Luego de casi año y medio de espera desde que se presentó en el Salón de Los Ángeles en noviembre de 2017, llega finalmente a Colombia la cuarta generación (llamada JL) de la icónica Jeep Wrangler, que es el modelo insignia de la marca estadounidense procedente de la planta de Toledo, Ohio.


El diseño de la nueva Wrangler, con el fin de homenajear al mítico CJ, es bastante conservador pero distinto en muchos detalles respecto a la generación pasada. La parrilla ahora presenta una leve inclinación en la parte superior con el fin de ayudar a la aerodinámica y mejorar un poco el consumo de combustible; las 7 barras características de Jeep son más grandes y largas, al punto que la primera y séptima barra están más cerca de los faros halógenos, aunque hubiera sido mejor que fueran LED de serie. Los paragolpes presentan un diseño menos simple, mientras en los laterales solo encontramos falsas salidas de aire detrás de los guardabarros en donde ahora encontramos las luces direccionales. Como siempre, cuenta con la facilidad de desmontar el techo, las puertas y abatir el parabrisas para poder disfrutar mejor del manejo off-road.

Mide 1.82 m de alto, 1.87 m de ancho, 4.23 m de largo y una distancia entre ejes de 2.46 m. Para superar todos los obstáculos cuenta con 23.7 cm de despeje al suelo, ángulos de entrada y salida de 41° y 35° respectivamente, un ángulo ventral de 24.3° y hasta 76.2 centímetros de capacidad de vadeo. Pesa 1910 kg, 91 Kg menos que la generación anterior gracias al uso de aluminio en algunas piezas como bisagras, capó, puertas, marco del parabrisas y guardabarros. Calza llantas para todo terreno con medidas 245/75 R17.


El interior de la Wrangler JL conserva el millaré de orientación vertical con sistema de infoentretenimiento UConnect 4 de 7 pulgadas compatible con Android Auto y Apple CarPlay, display digital con la computadora de viaje ubicada en el centro del panel de instrumentos, ventilas de aire acondicionado para los nuestros traseros, espejo electrocrómico, retrovisores eléctricos con desempañador, 2 puertos USB, vidrios eléctricos, volante forrado en cuero, sistema de encendido con botón, control crucero, timón ajustable en altura y profundidad, controles de radio en el volante, 8 parlantes y sus 4 asientos están tapizados en tela, mucho más fácil de cuidar que el cuero.

4 airbags, ganchos ISOFIX en las plazas traseras, frenos ABS, EBD, controles de tracción y estabilidad, asistentes de arranque en pendiente, control de descenso, asistente de frenado, sistema de mitigación electrónica de vuelco, control de balanceo de tráiler, asistente de frenos en condiciones de lluvia, luces de regulación automática, sensores de estacionamiento y cámara de reversa. Aunque tiene todos los elementos para garantizar la seguridad de sus ocupantes, no han sido suficiente para lograr una gran calificación. De hecho, el vehículo sacó 1 estrella en las pruebas de choque de ANCAP (para Australia y Nueva Zelanda) y EuroNCAP. Las calificaciones del NHTSA y del IIHS están pendientes, ya que no se han probado las versiones 2 puertas.


En el aspecto mecánico la nueva Wrangler conserva el ya venerable motor Pentastar V6 de 286 HP a 6.400 RPM y 362 Newton/metro de torque a 4.600 RPM conectado a una caja automática ZF de 8 velocidades. Lamentablemente nos tocará seguir esperando a que llegue el motor 2.0L turbocargado de 272 HP y 400 Newton/metro, sin embargo, ya cuenta con sistema Start-Stop para ayudar a mejorar en algo los consumos.

Para que pueda pasar por cualquier tipo de terreno, la Wrangler JL cuenta con el tradicional chasis de largueros (o escalera), tracción a las 4 ruedas, caja de transferencia de dos velocidades con reductora, suspensiones de ejes rígidos Dana de 186 mm adelante y Dana 44 de 200 mm Heavy Duty atrás, 5 brazos independientes de control y barra estabilizadora. Una Wrangler sin todo esto no es Wrangler, aunque estaría bien que la versión Sport tuviera bloqueo de diferencial, pero está reservada para las versiones Rubicon, sin embargo, el emblema Trail Rated en el lado izquierdo certifica que de todas formas tiene muy buenas capacidades fuera del asfalto. Además, cuenta con protectores en el cárter de aceite de la transmisión, caja de transferencia y tanque de combustible para que no se dañen mientras se maneja en lugares mucho más... complicados.


La nueva Wrangler JL llega inicialmente en su versión Sport de 2 puertas a un precio de $169’990.000, pero si le parece poco y quiere llevar a 5 personas teniendo un mejor baúl se puede adquirir bajo pedido la versión Sport Unlimited de 4 puertas, pero tendrá que pagar $219’990.000. Se espera que en el transcurso de este año llegue la versión Rubicon, mucho más extrema, ruda y cara. Pero si no le alcanza o no se aguanta las ganas, la Sport seguramente no le va a decepcionar.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario