El Land Rover Defender 2020 no será fabricado en Inglaterra



Por: Sebastián Peñuela
Twitter: @CarJournalist

Fotos: Land Rover Media

El Brexit, esa imbécil decisión que tomaron los británicos retrógrados gracias a la apatía de los votantes jóvenes que no votaron pensando que todo iba a estar bien, para amanecer luego con la resaca de haber dejado su destino en manos de gente que no sabe nada de nada, esta haciendo sentir sus efectos en el sector automotor británico, termómetro permanente de la salud económica de un país.


Jaguar Land Rover está ya entrando en las fases finales del nuevo Defender, completamente diseñado y desarrollado en Inglaterra, pero anunció que la producción de su próximo 4x4 se trasladará a la recién inaugurada planta en Eslovaquia, para, según ellos, descongestionar su legendaria fábrica de Solihull y abrir campo con el fin de fabricar más modelos de su portafolio y poder invertirle más dinero a esa fábrica.


La planta de JLR en Nitra (Eslovaquia) fue inaugurada en octubre de 2018 y hasta ahora produce ejemplares de Land Rover Discovery. La compañía británica se decidió por ese lugar a menos de 50 km de Bratislava, por cuestiones puramente logísticas, ya que al área cuenta con facilidades de acceso que han atraído a otras fábricas de carros. JLR espera poder fabricar allí 100.000 autos en 2020, aun cuando la planta tiene capacidad para 150.000 vehículos/año.


La próxima generación de la Defender ha sido avistada en varios rincones del mundo, con mucho menos camuflaje, lo que indica que se encuentra en las fases finales del desarrollo. Carreteras y desiertos estadounidenses, gélidos paisajes nórdicos, pantanos, dunas en Dubai y exigentes lugares rocosos como el desierto de Moab, famoso lugar de peregrinación para los "jeeperos" e incluso el trazado de Nürburgring, han sido los lugares en donde se ha visto la próxima generación del icónico Land Rover.


La flota de pruebas ya acumula mas de 1.2 millones de kilómetros y se sabe que cuando salga al mercado, será ofrecido en versiones 90 (corto) y 110 (de mayor distancia entre ejes), mientras que chasis y carrocería serán construidos en aluminio. Los vehículos de desarrollo están propulsados por motores Ingenium 2.0L turbodiesel. Así mismo, el diseño exterior no será de aspecto muy "retro", según ha confirmado el jefe de diseño de Land Rover, Gerry McGovern.


El Gobierno Británico ha advertido a los fabricantes de autos basados en su país acerca de las potenciales trabas y consecuencias de sacar su producción de las islas en caso de suceder lo que se conoce como "Hard Brexit" o salida de la Unión Europea sin acuerdo comercial previo, el peor de los divorcios posibles. Entre esos potenciales problemas se encuentran tarifas adicionales de hasta 10% a la importación, la necesidad de re-certificar vehículos, problemas de suministro de repuestos y mayor burocracia aduanera, lo que hace que Vauxhall, Jaguar Land Rover, MINI y Rolls-Royce procedan con mucho cuidado, ya que producen alrededor de 750.000 vehículos de los 1.52 millones producidos anualmente en Inglaterra.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario