One Hit Wonders: Cuando la gloria llega una sola vez (Parte 2)

Foto: Marlboro Media (Copyright Free)
Leyendas y grandes campeones como Senna, Fangio, Prost, Mansell, Hunt, Lauda, Schumacher, Vettel, Alonso o Hamilton cimentaron su reputación a base de triunfos, en sus nombres hicimos tangibles esos valores con los que relacionamos a los pilotos: velocidad, talento, intrepidez, carácter fuerte y hasta cierta dosis de fortuna... esa que llaman la suerte del campeón. Pero, hay algo que tienen las estadísticas -tan frías a veces- y es que no nos dejan olvidar a aquellos que tuvieron su único momento de gloria. Hoy los seguimos recordando.

Alessandro Nannini /
Tomada del libro The complete encyclopedia
of Formula One. Bruce Jones.
ALESSANDRO NANNINI
Los inicios de 'Sandro' en el automovilismo no fueron en los circuitos sino en competencias nacionales de rally donde corría con una Lancia Stratos. Su primera experiencia con monoplazas llegó cuando participó en la Fórmula Italia de 1981, y al año siguiente firmó con Minardi para correr en la Fórmula 2.

Después de conseguir un impresionante segundo lugar en la última carrera de la temporada 1982 en Misano, Nannini pasó dos años difíciles con el Minardi obteniendo como mejor resultado el 7mo lugar en la clasificación general en 1983. Sin embargo, se ganó la reputación de ser un piloto rápido a pesar de lo poco competitivo de su auto. Mejor fortuna tuvo en las carreras de resistencia cuando firmó con Lancia para correr su prototipo LC2 con el que logró la vuelta rápida en las 24 Horas de Le Mans y ganó los 1000 Km de Kyalami haciendo dupla con Riccardo Patrese en 1984.

Alessandro debutó en Fórmula 1 con Minardi en 1986. El dueño del equipo, Giancarlo Minardi, quiso llevarlo un año antes, pero la FIA le negó la Súperlicencia y debió quedarse con Lancia obteniendo como mejor resultado un tercer lugar en los 1000 Km de Monza. Sus dos años con Minardi (1986-1987) fueron en resumen, decepcionantes. Solo se clasificó en 4 de las 30 competencias que disputó con la escuadra italiana (ninguna entre los puntos), pero así como lo hizo en Fórmula 2 mostró su calidad incluso superando en varias ocasiones a su experimentado compañero de equipo Andrea de Cesaris.

Se unió a Benetton (hoy Renault F1 Team) la temporada siguiente y con la escuadra de Enstone llegaron los resultados. Nannini subió al podio en 9 ocasiones, una de ellas en el escalón más alto, pero la carrera es más recordada por la polémica que por el triunfo del italiano, que en honor a la verdad el destino lo tenía en el momento correcto en el lugar adecuado.

Se dio en el Gran Premio de Japón de 1989, y si, ya saben para donde vamos... el día en que Ayrton Senna y Alain Prost vivieron, tal vez, el episodio más álgido e intenso de su rivalidad. El 'Mágico' llegó a Suzuka con opciones de campeonato pero obligado a ganar para mantenerlas vivas y en la vuelta 46 se lanzó en la chicana para intentar el sobrepaso sobre Prost, ninguno cedió, chocaron y Nannini heredó la punta. El brasileño se reincorporó, montó un alerón nuevo y en cuestión de un par de vueltas superó al italiano para cruzar la meta primero, pero fue descalificado por haberse saltado la chicana para volver a la pista(?). La victoria quedó en manos de Alessandro tras la investigación.

El impulso de ese primer triunfo le alcanzó hasta la última carrera de la temporada en donde fue segundo bajo una torrencial lluvia en el circuito de Adelaida en Australia. En 1990 sumó tres podios, el último en España, antes de sufir un accidente en helicoptero que dañó severamente su mano derecha y que precipitó su retiro de la Gran Carpa. Años después ganaría carreras con Alfa Romeo en el DTM y el ITCC (International Touring Car Champioship).


CARLOS PACE

Gran rival y amigo de los Fittipaldi, José Carlos Pace desarrolló la primera etapa de su carrera en Brasil donde se coronó campeón nacional entre 1967 y 1969. Al año siguiente se mudó a Inglaterra para competir en la Fórmula 3 donde obtuvo excelentes resultados ganando el Forward Trust Championship (una las 3 series regionales que tenía la categoría) con un Lotus. En 1971 participó en la Fórmula 2 de la mano de Frank Williams, y aunque no pudo sumar puntos, demostró cualidades para llegar al máximo circuito.
José Carlos Pace / Barbham BT45B
Wikimedia Commons

Con el equipo de Sir Frank, Pace debutó en Fórmula 1 en 1972. Conduciendo uno de los Williams March el brasileño obtuvo un sexto (GP de España) y un quinto lugar (GP de Bélgica en Nivelles) como mejores resultados. En ese año su compañero de equipo era Henri Pescarolo.

En la siguiente temporada y hasta la mitad de 1974 Pace corrió con el equipo Surtees, pero el desempeño fue inversamente proporcional a la fiabilidad mecánica y solo pudo sumar en 3 carreras, una de ellas fue su primer podio en el Gran Premio de Austria. La segunda parte del calendario la corrió con el equipo Brabham (Motor Racing Developments), en ese momento propiedad de un tal Bernie Ecclestone. Con ellos consiguió el segundo lugar en la última carrera del año en Watkins Glen justo por detrás de su compañero de equipo Carlos Reutemann.

Hay dos momentos muy especiales para ganar en Fórmula 1, tu cumpleaños y el día que se corre tu Gran Premio de casa y esto último fue lo que le paso a José Carlos en 1975. A 8 giros del final en Interlagos Jean Pierre Jarier enfilaba a la victoria, pero una falla en su Shadow lo obligó a abandonar y Pace heredó el primer lugar. Las últimas vueltas fueron dramáticas para Jose Carlos que agotado físicamente logró aguantar y ver la bandera a cuadros por delante de los McLaren de Fittipaldi y Jochen Mass. Ese año sumaría otros dos podios en Mónaco y en Gran Bretaña.

Para 1976 el equipo Brabham cambió los motores Cosworth por los Alfa Romeo, pero los BT45 no tuvieron el rendimiento esperado y sus mejores resultados esa temporada fueron dos cuartos lugares en Francia y Alemania. La suerte pareció cambiar para Pace al año siguiente con las unidades de potencia porque inició la campaña con un podio (2do) en el Gran Premio de Argentina, pero el destino tenía otros planes. Un par de meses después de su única victoria, el veloz piloto brasileño falleció en un accidente aéreo cerca de São Paulo. 

En Fórmula 1 Pace disputó 72 Grandes Premios, logró una Pole Position, sumó 6 podios y registró 5 vueltas rápidas. La pista de Interlagos donde se corre actualmente el GP de Brasil lleva el nombre de José Carlos Pace en su honor.


OLIVIER PANIS
Habiendo crecido en una familia de corredores, era obvio cual iba a ser el deporte que le interesara al pequeño Olivier. El francés empezó a correr en karts en 1979 y obtuvo varios títulos nacionales antes de ganar el Volant Elf Scholarship en 1987, su primera experiencia en autos fórmula y que lo catapultó a la Fórmula Renault Francesa donde compitió durante dos años. En 1988 quedó cuarto en la clasificación general y al año siguiente fue campeón.
Olivier Panis /
Tomada del libro The complete encyclopedia 
of Formula One. Bruce Jones.

Este palmarés le permitió a Panis conseguir un asiento en el equipo Winfield para correr el Campeonato Francés de Fórmula 3 la temporada siguiente. Nuevamente se ubicó en la cuarta posición en su primer año, pero en 1991 no pudo lograr el campeonato quedando segundo por detrás de Christophe Bouchut. De ahí dio el salto a la Fórmula 3000 en 1992.

En esta categoría estuvo dos temporadas. En la primera finalizó 10mo en el campeonato de pilotos ya que abandonó en 6 de las 10 fechas del calendario, y logró apenas dos podios (3ro en Silverstone y 2do en Magny Cours). Al año siguiente, corriendo para el equipo DAMS, quedó campeón luego de obtener 4 podios, el primero en Donnington Park y 3 victorias consecutivas en Hockenheim, Nürburgring y Spa. En la clasificación quedó por delante de Pedro Lamy y David Coulthard.

Panis debutó en Fórmula 1 -ya con 27 en la maleta- con el equipo Ligier en 1994. En su primer año sumó 9 puntos, terminó en 15 de las 16 carreras del calendario (solo se retiró en Francia) y obtuvo como mejor resultado un segundo puesto en el Gran Premio de Alemania. En 1995 el francés mostró consistencia y velocidad, pero su auto fue menos fiable; terminó 8vo en el campeonato de pilotos y logró subir al podio en la última carrera de la temporada en Australia.

Así como le pasó a otros de sus colegas en este listado, Mónaco fue el escenario de la única victoria de Olivier Panis en el máximo circuito. Todo se le dio ese día, partió 14 pero el Ligier rindió en pista mojada, el cambio a neumáticos de piso seco fue en el momento preciso y mientras el francés avanzaba sus rivales experimentaban diferentes inconvenientes. Tras los abandonos de Damon Hill y Jean Alesi, Panis controló la carrera (que duró 75 vueltas y no las 78 habituales) y solo tuvo que aguantar la presión de David Coulthard en la parte final para llevarse el triunfo.

Tan inesperada como anecdótica fue la visita del francés a lo más alto del podio. Los tres que subieron -Panis, Coulthard y Herbert- fueron los únicos que terminaron la carrera, fue la primera victoria del equipo Ligier en 15 años (y la última), y además fue el primer triunfo de un piloto francés en un auto francés en Mónaco en 66 años.

Al año siguiente Ligier pasó a ser el equipo Prost y Panis logró sus últimos podios en Fórmula 1 (tercero en Brasil y segundo en España) antes de sufrir un grave accidente en el Gran Premio de Canadá y perderse las siguientes 7 carreras de la temporada 1997. Después transitó en la categoría con más pena que gloria corriendo para Prost, BAR Honda y Toyota con quienes se retiró en 2004 tras 10 temporadas. En F1 disputó 158 Grandes Premios, logró 5 podios y sumó 76 puntos.



JARNO TRULLI

Trulli le debe su nombre al finlandés Jarno Saarinen, campeón mundial de motociclismo (250cc) en 1972 y por supuesto a unos padres entusiastas del deporte a motor. Empezó su carrera en los karts, logró varios títulos nacionales y ganó el Campeonato Mundial de Karting en 1991 antes de dar el salto a las categorías junior.
Jarno Trulli a bordo del Renault R24
Wikimedia Commons

Con apoyo del entonces jefe de Benetton Flavio Briatore, a mediados de 1995 se unió al equipo KMS para correr el Campeonato Alemán de Fórmula 3, venció en las dos últimas carreras de la temporada y mantuvo el impulso el siguiente año ganando 6 válidas y coronándose campeón. Además logró dos podios consecutivos en el mítico Gran Premio de Macao.

El italiano debutó en Fórmula 1 en 1997 con Minardi. Se unió al equipo, en reemplazo de Tarso Marques, tan a última hora que se subió al auto más o menos cuando se estaban apagando las luces para la primera carrera de la temporada en el Albert Park. Tras 7 Grandes Premios pasó a la escudería Prost ocupando el lugar del lesionado Olivier Panis y en sus dos años y medio con la escuadra de Don Alain consiguió como mejores resultados un cuarto lugar en Hockenheim y un podio (2do) en el Gran Premio de Europa (Nürburgring).

Buscando nuevos aires y un mejor rendimiento se fue al equipo Jordan con el que corrió en 2000 y 2001. Fue aquí que empezó a consolidar el perfil que lo identificó por varios años, un piloto muy rápido a una vuelta, capaz de clasificar por encima de lo que proyectaba su máquina, pero no tan veloz en carrera. Eso sí, con una gran técnica para defender su posición.

Del 2002 al 2004 fue piloto de Renault y tuvo como compañeros de equipo, primero a Jenson Button y luego al bicampeón Fernando Alonso, a quienes les plantaba cara en la clasificación, pero luego en carrera se desvanecía. Con los de Enstone Trulli consiguió su única victoria en el Gran Premio de Mónaco de 2004, pero luego su relación con Briatore y con la escuadra se deterioró a tal punto que el italiano dejó al equipo a falta de dos carreras para terminar la temporada. Las corrió con Toyota en reemplazo de Ricardo Zonta.

Ganar en el Principado es el deseo de todos y el privilegio de pocos. Trulli es uno de esos afortunados. Fiel a su estilo, el italiano se adueño de la Pole Position y desde ahí se encaminó a su primer triunfo no sin antes salir beneficiado por el abandono de Michael Schumacher, que tuvo una tarde complicada gracias a un tal Juan Pablo Montoya, y de tirar de repertorio en las vueltas finales para contener el ataque de Jenson Button que llegó a menos de un segundo. Ese día Trulli cortó la racha de Schumacher (llevaba 5 al hilo) y fue un bálsamo para una F1 que necesitaba con urgencia ver otras caras en el podio.

Del 2005 al 2009 Jarno corrió con Toyota con quienes sumó 5 podios y obtuvo como mejor resultado un segundo lugar en el Gran Premio de Japón en Suzuka (2009). Sus dos últimas temporadas las cumplió como piloto de Lotus, pero este equipo no tenía nada más que el nombre en común con la escuadra de Colin Chapman que ganó 7 campeonatos de constructores entre 1963 y 1978, así que sus resultados no fueron nada impresionantes. Trulli dejó la F1 habiendo disputado 252 Grandes Premios, logrando 11 podios y sumando 4 Pole Positions y una vuelta rápida.


ROBERT KUBICA
Si alguien busca una historia de superación, mucho aguante, perseverancia y dedicación debería mirar la de Robert Kubica. El polaco, el primer piloto de su país en llegar a la Fórmula 1, desarrolló desde muy pequeño su pasión por las carreras, pero no fue sino hasta que tuvo 10 años que pudo participar en el Campeonato Polaco de Karting donde ganó 6 títulos en tres años. Después decidió correr en Italia y en 1998 se convirtió en el primer extranjero en ganar el Campeonato Internacional de Karting, título que repitió al año siguiente. Su etapa en los karts terminó con una cuarta posición en los campeonatos mundial y europeo.
Robert Kubica regresa a la F1 con Williams
Foto: Motorpasión México

En el año 2001 dio el salto a las categorías junior con el equipo RC Motorsport en la Eurocopa Fórmula Renault y en dos temporadas consiguió dos Pole Positions, una vuelta rápida y tres podios. En paralelo compitió en la Fórmula Renault Italiana donde logró 4 victorias, tres Poles y seis podios, se ubicó segundo en ese campeonato.

Durante 2003 y 2004 corrió en la Fórmula 3 Euroseries, en su primer año con Prema Powerteam y luego con Mücke Motorsport. Consiguió 5 podios y 3 vueltas rápidas en este periodo. En el Gran Premio de Macao de 2004 consiguió la Pole Position, la vuelta rápida y terminó segundo. Al año siguiente pasó a la Fórmula Renault 3.5 a bordo de uno de los autos del Epsilon Euskadi con quienes ganó 4 carreras, logró 3 Pole Positions y acumuló 11 podios que le dieron el campeonato y la oportunidad de probar el monoplaza de Fórmula 1 de Renault. Ese año volvió al podio en Macao.

Para 2006 Kubica ya era tercer piloto de BMW Sauber, pero la intempestiva salida de Jacques Villenueve del equipo le permitió debutar ese año en el Gran Premio de Hungría, en la que tuvo una buena carrera, pero fue descalificado. Consiguió su primer podio en el Gran Premio de Italia y se unió a un selecto grupo de pilotos (R. Schumacher, J. Villenueve, Wurz, Magnussen y Hamilton) que les tomó 3 carreras o menos subir al podio.

Permaneció en BMW Sauber hasta 2009 y con ellos consiguió una Pole y 9 podios. De su paso por el equipo es bien recordado el terrible accidente que sufrió en el Gran Premio de Canadá en 2007 del que, por fortuna, salió solo con un esguince de tobillo, aunque por recomendación médica se ausentó de la carrera en Estados Unidos. Y como la desgracia de unos es la dicha de otros, esto abrió las puertas al debut de un jovencito alemán que años después se convertiría en 4 veces campeón del mundo.

Kubica regresó un año después a Montreal para conseguir su único triunfo en Fórmula 1 (hasta el momento). La carrera empezó siendo dominada por Lewis Hamilton, pero el abandono de Adrián Sutil forzó la salida del Safety Car por lo que los punteros se fueron rápidamente a los boxes. Aquí ocurrió el recordado y extraño incidente saliendo de pits en el que Hamilton embistió a Räikkönen, que los obligó a ambos a abandonar. Tras la segunda detención con un auto más rápido y liviano Kubica adelantó a su compañero de equipo Nick Heidfeld por la primera posición y desde ahí controló la carrera hasta la bandera a cuadros. Ese día el polaco salió de Canadá como líder del mundial.

En 2010 se unió al equipo Renault junto a Vitaly Petrov y en su primer año con los de Enstone consiguió 3 podios (Australia, Mónaco y Bélgica). Ese fue su último año como piloto titular de Fórmula 1. Entusiasta de los rallies, Kubica había participado en varias competencias en Italia y Francia desde 2009, y fue tomando parte en una de estas carreras a inicios del 2011 (Rally Ronde di Andora) que el polaco sufrió el grave accidente que lo marginó de la máxima categoría todos estos años debido a la gravedad de sus lesiones.

Desde ese día Robert ha pasado por intensas sesiones de fisioterapia y poco a poco ha ido recuperando la forma participando en competencias de rally, probando monoplazas de la Fórmula E, GP3 y Fórmula 1 de generación anterior para demostrar que está en plenitud de condiciones. Este año fue piloto de pruebas de Williams y el próximo año cumplirá su sueño de volver a la F1 con el equipo de Sir Frank. Será compañero de George Russell, quien sabe si el destino le permita volver a lo más alto del podio, y de paso, dejar de ser un One Hit Wonder.
Share on Google Plus

About Enrique Mathieu

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario