Que no le pase: "Flatspotting"

Una situación que debemos evitar y es potencialmente costosa. / Foto: Hemmings.


Por: Redacción Bogota Motor City en colaboración con Neumarket
Twitter/Instagram: @BogotaMotorCity

Cuando dejamos nuestro vehículo parqueados por tiempos muy prolongados, las llantas de este comienzan a presentar una condición de aplanamiento o “Flatspotting”, específicamente en el punto de contacto que la banda de rodamiento hace con el suelo.

Esta banda, que generalmente permanece caliente y flexible durante la tracción, facilitando así la adaptación del neumático a huecos y obstáculos, se vuelve fría y rígida cuando se detiene, teniendo que soportar en esa condición toda la presión del peso del automóvil sobre dicho punto, volviéndolo plano; por ello, la sensación extraña al conducir, como si se tuviesen llantas cuadradas.

Si, una llanta pinchada y abandonada a su suerte sufrirá flatspotting extremos y puede no ser recuperable. / Foto: Google.

¿De qué depende el Flatspotting?

Son diversas las variantes y comúnmente no se debe solo a una razón sino a la suma de varias causas como las siguientes:

El tipo de llanta: Los neumáticos que son más anchos y con perfiles bajos suelen no sufrir de este fenómeno, ya que consiguen distribuir mucho mejor el peso en el punto de contacto con el suelo; mientras que aquellas más delgadas y de perfiles altos logran verse muy afectadas.

La estructura interna: Aunque ya no es tan común, algunas llantas aún no tienen su banda de rodamiento reforzada con cuerdas de acero en forma radial, es decir, ubicadas de lado a lado a través de todo el ancho del neumático, sino, circundando (Bias ply), lo que las hace muy débiles a la hora de soportar el peso del carro mientras esté detenido.

Capacidad de carga: Cada llanta trae consigo un número grabado en su lateral indicando cuál es la capacidad de carga, por esto, si tu vehículo no tiene las llantas con la suficiente capacidad para sostener su peso, es probable que sufra de flatspotting.

Temperatura: El clima frio es el principal enemigo de las llantas, puesto que no les favorece a la elasticidad de su material, haciéndolas vulnerables a sufrir de flatspotting indefinidamente, dada la rigidez del caucho frío, en cuyo caso, lo mejor es comprar un nuevo jugo de cauchos.

De gran ayuda será monitorear siempre la presión de sus neumáticos. / Foto: Newspress.

¿Qué hacer para evitarlo?

En primera instancia, hay que determinar si su carro estará estacionado por un largo periodo (más de 2 semanas) se deberán usar torres, bloques o "cunas" (se ponen bajo las llantas y tienen una cavidad semicircular) para evitar que el peso del carro, sumado a las inclemencias del tiempo, deformen la llanta. También se debe chequear muy de cerca la presión de las ruedas indicada, la podemos encontrar en la llanta misma, en la parte interna de la puerta del conductor o en el manual de usuario.

Por último, pero no menos importante, debe adquirir las llantas ideales para su carro, de forma que se adapten a las características y exigencias del mismo, especialmente a su peso.

En casos extremos, mantener al vehículo elevado, evitará ese mal. / Foto: Newspress.


Generalmente, al inflar unas llantas que sufrieron de flatspotting, al andar el vehículo, se siente como si sus llantas fuesen cuadradas. No se preocupe: Dependiendo del ritmo de conducción, la sensación desaparecerá luego de entre 8 y 25 kilómetros.

Para aprender más sobre tus llantas, pueden visitar Neumarket.com, nuestro aliado recomendado a la hora de comprar llantas y hablar de ellas.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario