Chevrolet Corvette Zora: el mito se está haciendo realidad

La más reciente foto espía de esta vedette, sospechosamente acompañada de un 911 Turbo S. / Foto obtenida de Road & Track.

Por: Sebastián Peñuela
Twitter/Instagram: @CarJournalist

Luego de muchas décadas de especulaciones, entre las cuales se contaban prototipos con motores turbo y tipo Wankel, el Chevrolet Corvette de motor central deja de ser un mito que nos ilusionaba a los fanáticos de los motores al menos una vez cada vez que una nueva generación del deportivo estadounidense era diseñada.

Primero usaron un Holden Ute, y desde ahí fueron refinando el prototipo. / Foto obtenida de Automobile Magazine.

Durante este año ya se han visto renders especulativos e incluso, algunos vehículos de desarrollo o "mulas de pruebas" en las calles y carreteras estadounidenses, lo que nos confirma, a pesar del silencio corporativo de General Motors, que el Corvette tendrá un hermano todavía más demente, ágil y poderoso, destinado a amargarle la fiesta a los Ford GT, Audi R8, Porsche 911 Turbo S, Ferrari 430, Honda NSX y Lamborghini Aventador S, inyectándole un poco más de "Americana" a semejante mezcla de poder.

Este es el hombre que salvó al Chevrolet Corvette: Zora Arkus-Duntov. / Foto: GM.

Siguiendo el criterio de nuestros colegas estadounidenses, continuaremos bautizando a ese futuro deportivo como "Zora", en honor al ingeniero belga-americano considerado el padrino del Corvette: Zora Arkus-Duntov, aquel talentoso ser humano que en 1953 le escribió a Ed Cole, Ingeniero Jefe de Chevrolet mencionando cuan hermoso le parecía el entonces nuevo Corvette C1, pero lo decepcionado que había quedado con sus cifras de rendimiento. A GM le pareció tan cierta y audaz su carta, que le dio empleo en el programa Corvette y Zora se ocuparía de escalar rápidamente hasta la jefatura de la división que hoy conocemos como Chevrolet Performance, dándole paso al ahora famoso y (cuasi omnipresente) motor Small Block V8 que de inmediato le dio al Corvette los músculos necesarios para ser tomado en serio.

Hay que ser ciego para no ver líneas típicamente de Corvette bajo ese pesado traje. / Foto obtenida de Road & Track.

Durante muchos años, ese deportivo "gringo" fue tomado en serio, al menos hasta el inicio del desarrollo del C7, cuando según Bob Lutz, el Ingeniero Jefe de Corvette, Tadge Juechter, mencionó en una presentación de PowerPoint ante los jefes de GM en 2003 que el C6 ZR1 había estirado hasta el límite la configuración de motor frontal y tracción trasera, y que por lo tanto, la evolución lógica para poder obtener mayores niveles de potencia y maniobrablidad, era el motor central. Dado que dicha reunión fue confidencial, la posibilidad de un Corvette "Evo" fue negada hasta la saciedad.

Un Porsche 911 Turbo S y una mula de pruebas del Corvette. Ambos con placas de "Manufacturer" de Michigan. ¿Casualidad? / / Foto obtenida de Road & Track.

Algunos autores escribieron incluso, acerca del desarrollo de un supercar para Cadillac, un vehículo de nicho que le diese una dimension más mítica a la firma de lujo de GM. para eso, decían, se creó en 2002 el concept car llamado Cadillac Cien, que daría cuenta de un vehículo que le permitiese a esa marca mirar a los ojos a los competidores más encumbrados. Sin embargo, la existencia de un carro así derrotaría la mera existencia del Corvette, haciendo irrelevante a un tradicional nombre de 65 años (y contando), legado que claramente GM cuidaría con su vida. Así que no, no sería un Cadillac.

El primer esfuerzo de investigación para un carro con motor central. / Foto obtenida de Car and Driver.

Lo que no se pueden negar son las fotos, varias mulas de prueba han podido ser avistadas: las primeras eran Holden Maloo Ute pesadamente disfrazadas: su platón trasero daba el espacio ideal para instalar un motor e iniciar las pruebas. Otras fotos ya daban cuenta de un extraño vehículo de nariz afilada y las proporciones de un carro de motor central, que además, iba sospechosamente acompañado de un Corvette o de un Porsche 911 Turbo S. No ayudaban las luces traseras de Corvette vistas en los carros camuflados o el alistamiento de ciertos detalles.

Uno de tantos renders, que no hacen sino abrirnos el apetito. / Imagen obtenida de Car and Driver.

Incluso las publicaciones como Car and Driver, Motor Trend, Autoweek, Road & Track y Autoblog se unieron a la emoción colectiva, encargando cuanto render especulativo pudiesen armar basados en esas fotos. Lo cierto es que el Corvette Zora C8 verá la luz en 2019, muy seguramente con transmisión de doble embrague acoplado a un motor V8 LT5, que tendría doble árbol de levas en culata (DOHC), como en el C4, sería mucho más ligero gracias a un mayor uso de materiales compuestos, costaría hasta US$100.000, conviviría junto al Corvette "normal" y a lo mejor, sería el primer Corvette híbrido, muy en la onda de los rivales más encumbrados. Solo nos queda esperar.

Puede no lucir ni parecido a esto, pero si hará del Corvette una submarca muy poderosa. / Imagen obtenida de Automobile Magazine.

Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario