Peugeot empieza a sacudirse el polvo en Colombia

¿Querían carros proyectados en Francia? Aquí tienen estos productos de PSA, que buscan reconquistar al automovilista colombiano. / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

Por: Sebastián Peñuela
Twitter/Instagram: @CarJournalist

No podríamos culparlos si son de los que piensan que Peugeot estaba dormida en los laureles que nuestro país le ofrecía. Lo cierto es que luego del cambio de distribuidor (el grupo hispano-chileno SKBergé tomó el lugar de un cansado PracoDidacol, que a su vez se concentró en Subaru y los vehículos comerciales chinos), la marca francesa dio ciertos tumbos, y encontró un muy modesto lugar en el mercado vendiendo 208, 3008, 2008 y 301, sin hacer mayor alarde. Cuando pensábamos que ese sería el resignado destino final de tan exitosa marca de carros, Peugeot, en cabeza de Adriana Casadiego, dio señales de regresar a la vida. Afortunadamente pudimos sentir ese pulso de vida y recuperación, algo importante en un mercado implacable y que ya sufre el retroceso causado por el aumento del IVA al 19% y la pérdida de poder adquisitivo de los colombianos.


Cierto, en su catálogo ya no están ni el sensual RCZ ni el jovial y divertido 208 GTI (que mucha falta hace justo ahora, en el momento en que el segmento de los "hot hatches" parece tener un renacimiento en el país), pero la marca del león prefiere hacer la tarea despacio y con buena letra, por lo cual nos invitó a conocer el renovado sedán 301, la segunda generación de la SUV 2008 y el regreso de la Partner, un furgón urbano de dos volúmenes que apunta directamente al Renault Kangoo.


Peugeot 301


Iniciemos, pues, hablando del Peugeot 301 2017, un sedán que nació en 2011 como el primer auto de la marca destinado a los mercados emergentes, es decir: Suramérica, Asia, África y Europa Oriental. La primera generación de este vehículo, aunque estéticamente muy alejada del 207, no fue precisamente un éxito de ventas, así que en Sochaux se dieron a la tarea de actualizar el sedán no solo para ponerlo a tono con el nuevo lenguaje de diseño, sino para mejorar sus ventas. Para 2017, el 301 estrena parrilla frontales rectangular, desplazando el león del capó al centro de la rejilla. Solo ese cambio le permite a este sedán dejar de verse como un bulbo. A ese cambio ayudan las luces, con nuevo diseño y los LED diurno, en la mitad, justo entre las exploradoras y los faros principales halógenos. En el sector trasero, las luces de stop fueron el único cambio, pero fue uno muy positivo: ahora ostentan las emblemáticas 3 garras felinas, actualizando su look, que se ve más agresivo, y siendo sinceros, la agresividad vende.


Pasando al interior, notamos que hay solo una actualización, pero es notoria: en lugar del radio lleno de botones incómodos y difíciles de usar, ahora equipa una pantalla táctil de 7 pulgadas en la que no solo se proyecta la cámara de reversa, sino que tiene la función de Mirror Screen, o en castizo: despliega la pantalla de su smartphone en la pantalla de la consola central. Por supuesto, dicha función es compatible con Android Auto y Apple CarPlay, por lo cual se exilia oficialmente al reproductor de CD, tomando su lugar simbólico atributos como Bluetooth y conectores AUX y USB. El 301 es el único modelo de pasajeros que no tiene la famosa i-Cockpit que está disponible en los 2008 y 3008.


Los tiempos cambian mucho, y la prueba es el muy buen nivel de equipamiento que Peugeot le incluye de serie al 301: su computador de a bordo es claro y conciso, el selector digital del aire acondicionado se mantiene incólume y el desempeño es sorprendentemente potente, tal vez como guiño a los climas ecuatoriales y tropicales de los mercados donde llega. Así mismo, en la columna de dirección, se pueden encontrar los controles de radio, teléfono y control de crucero; su ubicación no es la mejor y su uso es bastante complicado de dominar. Ahí fallaron los proyectistas de PSA, cayendo en el mismo error de sus colegas de Renault: con gusto preferimos volantes multifuncionales, que no nos exigen desviar tanto la atención y la mirada para operarlos.


Pero no todo debe ser equipamiento destinado a entretener a los ocupantes: el consumidor latinoamericano se ha vuelto -con toda la razón- más exigente y PSA respondió instalando 4 airbags (2 delanteros y dos laterales delanteros), anclajes ISOFIX para sillas de niños y frenos con sistema ABS, asistente de frenado en emergencia, repartidos electrónico de la fuerza de frenado, control de frenado en curvas, regulador antipatinaje y programa electrónico de estabilidad, que pueden ayudar a los conductores menos experimentados a tomar curvas de manera más segura, trabajando fuertemente para disminuir substraje y sobreviraje. Semejante cantidad de seguridad activa y pasiva hace de este Peugeot uno de los mejores equipados y será un argumento muy seductor en los concesionarios.


En la planta española de Vigo donde es fabricado junto a su gemelo, el Citroën C-Elysée, le pueden instalar dos motores según se quiera: un EC6 de 1.587 c.c. a gasolina de 114 HP y 150 Newton/metro de torque, descendiente directo de los legendarios motores PSA TU que han probado ser robustos, flexibles y económicos. El siguiente motor es una novedad para este modelo: el motor HDi turbodiesel de inyección directa e intercooler, 1.560 c.c., 92 HP y unos asombrosos 230 Newton/metro de torque. Hay cajas manual de 5 velocidades y EAT automática de 6, aunque el diesel solo está disponible con manual. Fantásticas noticias, entonces. ¿Precios? $49'990.000 (Allure VTi manual, gasolina), $52'990.000 (Allure HDi, manual, turbodiesel) y $54'990.000 (Allure VTi, automática, gasolina).


Peugeot 3008


Pero la realidad es que -lamentablemente- las SUV están de moda, lo que nos lleva al segundo facelift  del tema: la Peugeot 2008 2017. Si ustedes (al igual que nosotros) están familiarizados con la primera versión de esa crossover, recordarán que aunque mecánicamente competente, su exterior era bastante anodino. Al igual que el 301, esta crossover recibe nuevas luces frontales y parrilla, que en este caso, siguen la misma pauta del 3008. Atrás, se repite la fórmula, con stops de "garras de león", que rejuvenecen la retaguardia. Gana mucha personalidad el 2008 con este muy necesitado facelift.


En el interior, los cambios se remiten a uno solo: adiós a las perillas y controles manuales del aire acondicionado, que le dan paso al sistema automático y de botones. El resto del i-Cockpit se mantiene sin cambios, tan avanzado como antes, aunque los relojes de instrumentos están demasiado altos para nuestro gusto y comodidad.


Mecánicamente hablando, el 2008 mantiene su motor de 1.6L, 118 HP y 160 Newton/metro de torque, aunque abandona por fin la terriblemente lenta y mala caja automática de 4 velocidades que en la versión anterior estaba relacionada de modo muy plano y no aprovechaba de manera adecuada la potencia. Ahora se ofrece una transmisión manual de 5 marchas o una EAT automática de 6. El resto de equipamiento electrónico y de seguridad se mantiene, porque las mejoras que esta crossover hecha en la planta francesa de Mulhouse acaba de recibir son exactamente las que necesitaba para convertirse en un carro de clase mundial. Los precios de sus dos versiones son $61'990.000 (Active VTi manual) y $65'990.000 (Active VTi automático).


Peugeot Partner


Por último la marca añade un vehículo comercial nuevo para reanudar su incursión en ese segmento de forma segura. El Partner está basado en la plataforma del 307 y su gemelo es el Citroën Berlingo (que curiosamente, ya no se ofrece en Colombia desde la 1ra generación) y ha probado ser una panel van muy capaz e incluso bonita, gracias a su acertado rediseño.


Tiene puertas de carga lateral corrediza en el lado derecho -que es algo angosta, pero permite extraer cargas pequeñas en espacios apretados- y las puertas traseras asimétricas basculares en dos tiempos, estilo granero (hasta 180º), para las cargas de grandes dimensiones. Su piso es completamente plano y tiene una capacidad de carga de 800 kilos, que cabrían en la enorme caja de 1.25 metros de alto, 1.80 de profundidad y 1.23 de ancho. En el piso hay 6 anillas para amarrar la carga y hay pantalla divisora de espacio para proteger a conductor y pasajeros en caso que una frenada impulse la carga hacia adelante.


Esto nos lleva a la cabina, con capacidad para dos personas, y ciertas concesiones a la comodidad, como aire acondicionado, volante ajustable en altura y profundidad, palanca de cambios en posición elevada, ajuste eléctrico de retrovisores, bloqueo central y elevavidrios eléctricos. Como equipo opcional, Peugeot ofrece un radio con CD y el regulador-limitador de velocidad, cosa interesante para controlar a los conductores que piensan que pueden tratar el carro de trabajo como si fuera el propio.


Lo que si viene de serie y resultaría atractivo son los dos airbags, dirección electroasistida y frenos de disco en las 4 ruedas con sistema ABS y asistencia al frenado de emergencia. Ese tipo de equipamiento no es común en los vehículos comerciales monovolúmenes.


Lo mejor es que, al ser un carro destinado para el trabajo, llega de la planta francesa de Poissy con el mismo motor 1.6L HDi turbodiesel del 301, que logra 92 HP y 230 Newton/metro de torque, acoplado a la caja manual de 5 velocidades. Peugeot Colombia nos comentó que antes de ofrecer el Partner, cargaron un ejemplar con 600 kilos de carga y lo llevó junto con CESVI a pruebas por las carreteras colombianas, logrando hasta 69.1 Km/galón en uso mixto. Solo esa cifra podrá persuadir mucha gente y empresas a la hora de hacer sus compras, y le podría dañar el negocio a Renault, por ejemplo, ya que cuesta $52'990.000 en su única versión.

Conclusión
Ya iba siendo hora de que la marca francesa despertase porque no podía estar dormida en los laureles colombianos, que recordemos se marchitan este ultimo año para los fabricantes activos, realidad acelerada para los que no se mueven comercialmente, en redes sociales o con novedades. La ofensiva que SKBergé planea para Peugeot debe tener éxito no solo por lo inaudito que sería ver fracasar a la marca, sino porque su portafolio es sólido y tiene los argumentos para ser un jugador más popular entre los colombianos, que acogen una marca francesa como Renault pero ven a Peugeot como algo más caro, cuando realmente son competidores directos e iguales.


Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Bienvenidos los nuevos modelos de Peugeot a Colombia, Ya nos hacian falta.

    Ahora es que se pongan las pilas con el servicio postventa. Pues desde que Praco dejo de atendernos y cogió el servicio Marcali. Solo he visto errores o mas bien horrores. Increible la falta de stock de repuestos, increible la ausencia de técnicos que sepan de la marca, increible que no sepan manejar el service box.

    Fui fiel al taller de praco por mas de 8 años y llegue a Marcali... A sufrir. Lo peor es que no fuí el único.

    ResponderEliminar