#BogotáMotorShow 2016: Chevrolet Colombia

Se le volvió costumbre a GM Colmotores impresionar con un pabellón enorme y cargado de innovación. / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

Por: Juan Sebastián Peñuela Sánchez
En Twitter: @CarJournalist

Uno de los pabellones más completos y espectaculares es el de GM Colmotores y su marca Chevrolet, la marca que se ha mantenido como líder en casi todos los segmentos de, mercado local por más de 30 años, cosa nada fácil de lograr y más difícil de mantener.

En esta ocasión, el diseño del enorme stand (que engloba los pabellones del 11 al 13) corrió a cargo de Timothy Mahoney, director de mercadeo global de Chevrolet y líder de operaciones de mercadeo de General Motors, y su equipo, quienes desde Detroit, diseñaron y ejecutaron la construcción de todo el enorme stand. Mahoney mencionó que "Colombia es uno de los mercados más importantes y relevantes de Chevrolet" y se declaró maravillado de la posición de líder que la firma del corbatín ostenta en el país.

Camaro Fifty Anniversary en el país y a la venta. / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

Por supuesto, y como si se un pavo real se tratase, Chevrolet Colombia exhibe todo su poderío: en la entrada, el Camaro Fifty SS (edición especial de los cincuenta años del modelo) recibe a los visitantes. Al cierre de esta edición, ya se habían vendido 9 de los 50 autos destinados a Colombia, lo cual es una tarea impresionante, si tenemos en cuenta que cada unidad, con V8 de 6.2L cuesta $185'000.000. Tras semejante edición especial encontramos un Camaro SS (VI Gen) "normal" y el Corvette Stingray Z51, ya viejo conocido de esta casa, que repite aparición en el Salón.

Con ustedes, el nuevo Onix. / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

En el anaquel de las novedades podemos encontrar el facelift del Chevy Onix. Algunos podrán decir que tal vez es demasiado pronto para inyectarle botox a un carro que apenas llegó en febrero de este año, pero el diseño que conocimos inicialmente es con el cual nació, por allá en el lejano 2012. Las luces de stop fueron retocada, y ahora son más angulares, mientras que el frontal experimentó el mayor cambio, o mejor dicho, su primer facelift: los diseñadores brasileños se inspiraron fuertemente en el Chevy Impala. la ventaja es que ahora parece más un Chevrolet que un VW Gol; el capó es mas largo y se inclina más hacia abajo, seguramente como una forma de ofrecer no solo una mejor penetración aerodinámica, sino como medio para ayudar en la protección del peatón en caso de accidente. Juzgamos el cambio como muy positivo ya que incluso lo hace ver más ancho y bajo, cosa que la extraña parrilla en forma de diamante no consiguió. Las nuevas luces incluyen luces diurnas en LED. El interior del Onix no sufrió ningún cambio sustancial, excepto por un sistema MyLink renovado con Apple CarPlay y Android Auto.

El Sonic ya unifica criterios de diseño exterior con el resto de la gama en 2017. / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

El que sí cambió fue el Sonic 2017, que pasa por el primer facelift de su vida. Este restyling no fue tan afortunada, ya que pierde uno de sus rasgos más característicos: las luces frontales redondas. En su lugar anidan unas unidades convencionales que inician el diseño y lo acercan más a los terrenos del Cruze, estéticamente hablando. Las luces traseras fueron retocadas ligeramente, pero aunque el Sonic es más armonioso en su conjunto, tal proceso lo despojó de su identidad. Sin embargo, la apuesta de la marca del corbatín por este modelo sigue siendo grande: un nuevo motor ECOTEC de 1.6 litros y 116 caballos lo impulsa, incluye sistema Start/Stop y encendido sin llave, además del ya consabido Chevystar MyLink con compatibilidad para Android y iPhone. La versión automática equipa 4 airbags, pero la versión mecánica apenas 2.

Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

Por supuesto, sensores de parqueo delanteros y traseros complementan el conjunto, mientras que el exterior recibe Daytime Running Lights en LED, nuevos capó y parrilla frontal. Una cosa que nos llama la atención es que el Sonic parece más maduro, ya que descarta su anterior tablero de velocímetro digital y tacómetro análogo por uno convencional, con agujas para RPM y velocidad. El anterior cuadro de instrumentos no era del agrado de todo el mundo, y hubo usuarios y foristas que descalificaban el auto al comparar sus instrumentos con los de una moto. En suma, da mucho de que hablar el Sonic, y no deja de lado su vocación familiar, porque sigue estando disponible en versión sedán.

Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

Los modelos 2017 tienen la nueva generación de Chevystar, la plataforma tecnológica exclusiva de la marca que incluye servicios de infoentretenimiento, conectividad, seguridad y telemática. Esta plataforma permite conocer el estado tecnicomecánico del vehículo mediante diagnóstico remoto desde una app para smartphone, además de conectar el carro a través de la aplicación de Chevystar. Las versiones más equipadas cuentan con Chevystar MyLink, que permite mayor conectividad y el uso intuitivo de los teléfonos inteligentes en el carro, integrando funciones del teléfono con pantalla táctil en color de 8" para acceder a música, navegación y más, a través de la compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.

Las vedettes

Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

Que mejor demostración de poder que tentar al público con algo que ellos no podrán tener en el corto o mediano plazo? Esa pregunta la contestó GM Colmotores con la exhibición del Bolt EV y el Malibú Hybrid, dos vehículos que deberían tener presencia en nuestro país si es que se quiere limpiar aún más la imagen del automóvil como generador de contaminación.

Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

El Chevrolet Bolt EV es un hatchback de 200 HP recientemente lanzado en el CES de Las Vegas, (Estados Unidos) y Europa, (donde opera con las marcas Opel/Vauxhall bajo el nombre Ampera E) que pretende acercar aún más el vehículo eléctrico a la gente, ofreciendo una autonomía de 380 km por carga, que lo pone en el terreno del Tesla Model 3, pero en un paquete más compacto, de hatchback y mucho más asequible, al menos en EE.UU., donde se consigue por poco más de US$37.495 (un competidor muy serio para los Tesla Model 3, KIA Soul EV y Nissan Leaf). Una verdadera lástima que en Colombia no haya legislación seria ni incentivos reales para el consumo de ese tipo de vehículos.

Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

En el apartado híbrido, encontramos al Chevrolet Malibu, un clásico perdurable de tamaño mediano con una planta de poder híbrido derivada del Volt: motor de 4 cilindros, 1.8L y 122 HP, sumado a dos unidades eléctricas, que producen en conjunto, 182 HP. El Malibu funciona como un hibrido convencional, contando con los motores eléctricos para asistir al de gasolina en fases de aceleración, y si estuviese disponible en Colombia, podría darle a los Mazda 6 SKYACTIV, Ford Fusion, Kia Óptima y Honda Accord, muchos dolores de cabeza.

Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

Además del consabido stand de ChevyStar, donde usted podrá conocer las muy conocidas soluciones de ese servicio, también hay una tienda para los amantes de la marca: camisetas, modelos a escala, esferos y jarros, entre muchos otros regalos. Porque ese es un apartado en dónde la marca del corbatín tenía muy descuidados a sus fans, el estilo de vida. Es uno de los mejores pabellones y parece gritar que Chevrolet no por nada ha sido la marca más comprada por los colombianos durante 30 años.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario