LANZAMIENTO: Volkswagen Gol y Voyage en Colombia

VW Colombia se la juega con estos dos delanteros. Si son exitosos en Brasil, aquí pueden volverlo a ser. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Por: Juan Sebastián Peñuela Sánchez
En Twitter: @CarJournalist

Desde 1980, cuando VW reemplazó el Escarabajo en Brasil, el Gol se ha convertido en la opción popular. Ha sido el carro más vendido en el país de la samba desde 1987 hasta 2014, convirtiéndose en el testimonio del carro popular. La marca alemana vendido más de 6 millones de unidades en su historia, así que no dudamos en aun ha sabido ser un sucesor digno del "Fusca", por encima de un modelo más pretencioso como el Polo. Y el sedán Voyage es una opción familiar y asequible que ya tiene los argumentos para salir de la "friendzone" en la que lo ha tenido el consumidor colombiano.

 Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Para este 2017 en Colombia, estos carros del segmento A0 vienen notablemente mejor equipados. Doble airbag, frenos ABS para sus sets de discos frontales y tambor atrás, computador de a bordo, aire acondicionado de serie, radio multientrada (AUX, USB, SD) y bloqueo central son las grandes novedades de este modelo, y ya era hora de que fuese así, porque sus competidores no han perdido tiempo equipando estos importantes elementos de seguridad que la gente ya exige. Cono es usual, hay tres versiones de equipamiento Trendline (básica), Comfortline (media) y Highline (full equipo).

Hecho en Brasil, gozado en Colombia. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

¿En qué consiste decir que el VW Gol es "para todos"? Que sean más asequibles comparados con sus competidores actuales y una comunicación directa donde conminan al cliente a visitar los concesionarios y comprobarlo por sí mismo, dice VW. Esa es la apuesta en volumen para Porsche Colombia-VW, y le viene muy bien en estos tiempos de crisis.

Son interesantes los argumentos según los cuales un Gol es superior al Sandero y al March. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Interesante la compactación entre modelos básicos de VW, Renault y Nissan, porque según éste cuadro, el Gol es el único que incluye de serie y en sus versiones más básicas, un equipamiento en comodidad y seguridad más completo.

Cualquiera se equivoca, hasta los responsables de esta confusión en las diapositivas. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC)

El sedán Voyage tiene más argumentos para atropellar a la competencia: el verdadero perjudicado es el Chevrolet Sail, que tiene más problemas de equipamiento en seguridad. El Renault Logan se perfila como un mejor competidor para el Voyage, pero VW hace notar las debilidades del sedán francés.

Notarán (cuando lo prueben, o si buscan en la pantalla central del tablero) que tienen un nuevo añadido, los indicadores ECOCONFORT que le muestran al piloto cómo ahorrar combustible optimizando su estilo de manejo. Eso lo hace desde el computador de a bordo, que está mejor ubicado y es mucho más completo que en las versiones anteriores.

La nueva guantera es ahora de 9.2 litros, un gran cambio en comparación con la anterior que tenía una capacidad de apenas 4.2 litros, así que guardar las chucherías no será ningún problema, si es que usted es de esos que no saben donde guardar todo lo que dejan tirado por ahí en el carro.

Desconcierta la crudeza de los plásticos en su interior, a pesar del lindo diseño. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

En VW aman los detalles. Los nuevos espejos tienen una funcionalidad llamada "tilt down", que inclina el ángulo de los espejos en el momento de dar reversa para que usted pueda parquear sin problemas, con la posibilidad de ver las ruedas y no tener que golpear los rines en el andén, así como notar hasta donde puede parquear. Muy inspirados en VW.

Es un cambio muy positivo, los Gol/Voyage se ven más maduros y... germanos. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Por supuesto, los nuevos Gol/Voyage son bendecidos con un nuevo interior, que representa un gran salto en percepción de calidad: ya es más acorde con el lenguaje de diseño de sus hermanos mayores y dejan de ser "los cenicientos" por su poco inspirado interior en las previas generaciones, que carecía de una personalidad fuerte. Hace sentir que uno se sube a un VW de verdad, porque los plásticos son de mejor calidad aunque sus texturas no son suaves, y las carpetas de las puertas son de apenas dos piezas de plástico duro que desentonan bastante. El cromo hace una presencia mínima y sobria, mientras que el volante multifuncional ahora tiene la parte inferior achatada, buscando la comodidad, porque a veces uno se golpea las piedras contra el volante y, no nos digamos mentiras, se ve más deportivo.

Pare de sufrir con los botones, la pantalla de 5" llega al rescate, pero hace falta GPS.  / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

El radio de la versión Highline es una delicia de ver, la pantalla de 5" y su sistema de pantalla táctil representan una mejora en la calidad y percepción, además de ser iPod/iPhone Ready La anterior versión tenía un radio integrado con nada más complicado que una minúscula pantalla LED y abundancia de botones. Uno entiende que era para un carro popular, pero eso no era muy aspiracional, así que ese nuevo radio CD/Bluetooth con pantalla es algo que muchos agradecerán, junto con sus entradas SD, USB, y AUX. Para las versiones Trendline y Comfortline, hay una unidad sin pantalla táctil, pero mucho mejor presentada. Su ergonomia se ve adecuada, aunque es notable cierta abundancia de botones, que le hacen ideal para darle trabajo al copiloto, porque no es justo que viajen "de gratis" sin hacer nada.

 Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Hay ciertos retoques en el exterior, especialmente en el frontal, que tiene unos ángulos más pronunciados y un parachoques más ancho. Las exploradoras ahora son redondas, pero las luces principales cuentan con más ángulos y va sobre rines en aluminio de 15". El resultado? Más personalidad. Mismo tratamiento en la parte trasera, donde la quinta puerta del Gol es atravesada horizontalmente por un par de líneas que le hacen ver algo más robusto, mientras que el espacio de la placa es más amplio. Los stops son más cuadrados y eso le quita un poco de suavidad. La intención es clara: no querían que el Gol pareciese un hatchback más.

 Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Mecánicamente hablando, no hay novedad: sedán y hatchback mantienen el motor de 1.598 c.c., 8 válvulas y 99 HP de la anterior generación. Tal motor no es uno de los más inspirados en términos de caballaje, y tal vez se da la mano con el SPE/4 de los Chevrolet brasileños, pero esa flaqueza la compensa con su interesante cifra de torque: unos muy saludables 143 Newton/metro a 2.500 RPM. Todo el portafolio de VW en automóviles tiene ya doble bolsa de aire frontal, aunque estaremos pendientes de la calificación de LatinNCAP; la generación vigente en 2010 logró 3 estrellas en protección para conductor y pasajero y 2 estrellas en protección de infantes en silla trasera.

Ese motor no ganará ningún concurso de belleza, pero a lo mejor, si de eficiencia. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Volkswagen está apuntándole con estos carros a los Ford Fiesta y Renault Clio, que son los inmediatos competidores en su segmento. Si los vencen, pasarán al quinto lugar de participación en el segmento. Si usted quiere uno de estos vehículos germanobrasileños, prepare $36'990.000 para el Gol Trendline, $39'990.000 para el Comfortline y $44'990.000 para el Highline. En el caso del Voyage, los cheques deberán ir desde 35'990.000 y subiendo.

El slogan del producto debe ser coherente con el del mantenimiento, la marca insiste. Se está tramitando ante la fábrica ampliar el plazo entre mantenimientos preventivos durante el periodo de garantía, mientras eso sucede, ajustan los costos para reducírselos a los clientes, dice Jorge Florez, brand manager de VW.

Rines de aluminio de 15" de serie le dan un toque sofisticado, dejando atrás el rin de acero. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

La impresión que queda es que los Gol/Voyage son vehículos más amables con el consumidor, con mejores niveles de equipamiento para que el público los vuelva a ver como una opción muy válida sobre Sandero, Clio, Logan, Sail, March y Fiesta; sin embargo, la calidad de sus plásticos interiores es cuando menos, desconcertante, ya que son rígidos y con poco agarre a pesar de las texturas. Todo esto, teniendo en cuenta que están diseñados de forma visualmente muy agradable, pero su sensación al tacto no es tan buena como la de sus competidores, estando únicamente a la altura del Chevy Sail.

 Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Muy bien aislado el ruido del motor y el ajuste de las piezas parece, a primera vista, excelente. Volkswagen quiere darle un nuevo impulso a esta gama de vehículos debido al estrepitoso fracaso comercial que sufrieron los Vento y Polo, traídos de India, y parece que va por buen camino, porque estos Gol/Voyage son carros honestos, con pedigrí más popular que el de sus hermanos indios.

Ya pedimos un Gol para realizarle pruebas de calle y ruta, así que estén pendientes de nuestras impresiones al volante de este simpático VW.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario