Chevrolet Onix: ahora con caja manual

Más allá de la derrota en la Copa América, vemos como algo bueno la otra opción de transmisión. / Foto: Liza M. Rojas.

Por: Juan Sebastián Peñuela Sánchez
En Twitter: @CarJournalist

GM Colmotores nos citó en el Hotel Four Points, conocido por su Arts and Cars, un sótano que es la delicia de cualquier aficionado a los autos. Vinimos con la idea de ver la semifinal de la Copa América Centenario entre las selecciones de Colombia y Chile.

Pocos intuimos que había algo más que eso bajo la invitación.

La primera noticia:
Nuevo vicepresidente comercial y de posventa: Jaime Gil, con más de 17 años en GM Colmotores; reemplaza a Kleusner López. Alejandro Jaramillo asume la gerencia nacional de ventas. Camilo Ruiz pasa, entonces a la gerencia de mercadeo. Hasta ahí, el refuerzo.

Nos hicieron pasar por un largo preámbulo para adivinar lo que había bajo la tela al lado de la pantalla gigante. Yo ya había hecho mi apuesta, pensaba que el Prisma haría su entrada en el mercado local, porque la lógica de abastecerse de Brasil apenas inicia, el Cobalt y el Onix son apenas la punta de lanza.
Éste es el gran cambio en el interior del Onix, y seguro uno que sabrá aprovechar mejor su motor. / Foto: Liza M. Rojas.

No era tal cosa, pero tampoco me desilusioné. Se trata del Chevrolet Onix con transmisión manual (F1X). Dicha caja de 5 marchas deberá ser bienvenida por los conductores de verdad, a los que les gusta apersonarse de su vehículo, especialmente  porque la caja Hydromatic del Onix, aunque buena y agradable, es bastante dormida a la hora de los "kickdown" y por ende, no permite aprovechar mejor ese motor 1.4L de 98 HP.

Ese es el único cambio significativo del hatchback brasileño, que mantiene su única versión de equipamiento, la LTZ. El precio también es más amable con el bolsillo: 43.990.000. Aunque sigue siendo un precio algo elevado. El mercado será el que lo redima o lo condene.

¿Podrá el Chevy Onix convertirse en la opción contra el Gol y el Sandero? / Foto: Sebastián Peñuela.

Chevrolet insiste en que sus Onix están posicionados por encima del Sail hatchback. Camilo Ruiz dice que son complementarios, y que el cliente del Sail HB sigue existiendo y la demanda por el pequeño Chevy no ha disminuido. Ruiz insiste en que a largo plazo, el Sail permanecerá. 

De cualquier forma, es de notar que el Sail está basado en la plataforma que da soporte al Spark; sus capacidades en el Chevrolet económico ya está muy por encima de lo planeado originalmente. El Onix, por su parte, comparte sus huesos con el Sonic,siendo más grande y capaz. Hay que ver, sin embargo, que dice el consumidor, ya que es el de la última palabra: si el Onix logra canibalizar a su primo chino, pues no tendría mucho sentido la permanencia del Sail.

Estéticamente, no tiene diferencia alguna, incluso sigue siendo un LTZ. / Foto: GM Media.

Eso me lleva a otras elucubraciones, tales como, "si el público -en Colombia y Ecuador- privilegia el Onix por encima del Sail, y este sale del mercado, ¿qué debería GM Colmotores estampar en Zoficol, pensando que el Cobalt I tendría los días contados por la aparición de la segunda generación en Brasil?"

Representantes de Colmotores anunciaron, eso sí, que habrá más lanzamientos en el futuro cercano. ¿Mi apuesta? Cobalt II y Prisma.

Solo el tiempo lo dirá.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario