Muscle cars modernos: ¿no tan seguros como parecen?

Ni siquiera los deportivos se salvan de las exigencias en seguridad. / Fotos: IIHS.

Por: Juan Sebastián Peñuela Sánchez
En Twitter: @CarJournalist

Al parecer, el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) estadounidense se vio con mucho tiempo libre, así que realizó una prueba tan nueva como necesaria: la del "Small Overlap" (simulando una suerte de choque esquinero contra un árbol o un vehículo que invade de frente el carril contrario) para muscle cars contemporáneos. No la hicieron antes por considerar a esos vehículos deportivos como de nicho, pero ya le ponen más atención.

Las comparaciones a veces no son tan odiosas. / Fotos: IIHS.
Las pruebas a las que fueron sometidos estos musculosos fueron el Small Overlap, Moderate Overlap (donde se choca el 50% del frontal del auto), lateral, resistencia estructural de techo y prueba de aceleración y frenado para sillas y cinturones de seguridad. Estas pruebas hechas por el IIHS (una suerte de Cesvi pero con mas músculo económico) son aún más exigentes que las hechas por el Gobierno Federal del país norteño.

En FCA saben que es urgente la actualización del Challenger. / Fotos: IIHS.

La sorpresa fue mayúscula, pues ninguno de los 3 ejemplares gano la calificación alta (Top Safety Pick+) debido a problemas con la rigidez de los parales "A" y los techos, además de los típicos inconvenientes de absorción de energía en estructuras. Para colmo, las opciones probadas fueron las mejor equipadas y con los motores V8, que suelen constituir la gran mayoría de las ventas. Gringos, con eso les subirán bastante las pólizas a menos que las 3 grandes de Detroit no se espabilen.

De no haber sido por el pobre desempeño de su s perales, el Mustang habría logrado la mejor calificación. / Fotos: IIHS.

El  Ford Mustang obtuvo calificación "Buena", aunque su paral "A" se deformó demasiado en la prueba de small overlap, ocasionando una importante deformación del techo y desprendimiento de consola, pero con resultados manejables y menor riesgo para el conductor. En las pruebas del techo, el pony car de Ford tuvo un desempeño superior al de sus colegas, pero con todo y su rediseño total para 2016, no le alcanzó para la máxima calificación

Según el IIHS, este tipo de choques representan el 25% de los accidentes en EE.UU. / Fotos: IIHS.

El Dodge Challenger 2016 logró apenas un "Marginal" por todo lo anterior sumado a la rueda delantera izquierda insertándose en la carrocería con el choque, ocasionando desprendimiento de consola e intrusión de objetos en la cabina; su pobre estructura de protección para las piernas colapsó a tal punto, que los técnicos tuvieron que separar pie y tobillo de la pierna del dummy de prueba, pues quedó aprisionado, significando graves heridas para el hipotético conductor. Este chocante resultado no debería ser sorpresa, ya que ese Mopar es el más viejo de los 3, su plataforma lleva 8 años sin cambios de mayor importancia, lo cual es una eternidad en años-carro.

La prueba del small overlap esta demostrando su efectividad desde 2012, fecha en que fue creada e implementada. Fotos: IIHS.

Las cosas fueron mejores para el también completamente nuevo Chevy Camaro, ya que su celda impide la intrusión de objetos extraños y el riesgo de lesiones en piernas, tobillos y pies fue mucho menor, aunque no le fue tan bien en la prueba estructural del techo, lo que representaría un riesgo alto en caso de un volcamiento, lo que le representó apenas una calificación de "Aceptable".

Las calificaciones dicen mucho por si solas. / Fotos: IIHS.

Pero no todo es malo, los tres muscle cars recibieron buenas calificaciones en protección al pasajero luego de los choques laterales y de Moderate Overlap, lo que quiere decir que aunque no pasaron satisfactoriamente el nuevo test, siguen siendo vehículos con un alto nivel de seguridad. 


Por supuesto, a esta hora se reportan gritos de directivos e ingenieros corriendo para todos lados tratando de arreglar las cosas en la sede de Auburn Hill de Fiat Chrysler Automobiles; por su parte, en Dearborn, no están dejando dormir a los ingenieros responsables del Mustang y en la sede de GM en el Reinassance center de Detroit, hay un grupo que está haciendo lo posible para arreglar ese detalle del Camaro antes de que la plana mayor se entere y los despida.


Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario