Si los superhéroes fuesen autos...

Así nos imaginamos los carros de los héroes de cómic, pero en la vida real serían un poco más interesantes. / Imagen: Cihan Unalan.

Por: Sebastián Peñuela
En Twitter: @CarJournalist

En el último lustro se han puesto muy de moda las películas de superhéroes, y el renacimiento de empresas como Marvel Comics y DC Comics así lo asegura: Asociados a grandes estudios como Warner Bros. y Disney, han logrado casi que sobresaturarnos de los mitos modernos que ilustran millones de páginas en el mundo. Estos héroes componen el nuevo Olimpo, así que no pude evitar pensar que debíamos resignificarlos, verlos de otra forma.

En ese orden de ideas quise preguntarme qué tipos de autos conducirían los héroes y heroínas modernos, pero luego me pareció irrelevante porque muchos jamás necesitarán tener un vehículo, sobre todo si pueden volar o moverse extrarápido. Lo que si es posible lograr es una especie de paralelo o ejercicio especulativo: ¿que clase de autos serían los superhéroes?

Escogí 9 personajes que tendrían unos alter egos de 4 ruedas bien interesantes. (No, por supuesto que no voy a incluir Transformers en este ejercicio)

Capitán América = Chevrolet Corvette C7 Z06

Foto: GM Media.

Steve Rogers representa el espíritu estadounidense por excelencia, así que su alter ego automotor no podría ser otro que el orgullo de la ingeniería de su país. El Vette es la cúspide clásica de los 50 estados: carismático, longevo, V8, tracción trasera, hecho por Chevrolet, el equivalente a un pastel de manzana horneado por la madre gringa, de General Motors, considerado como "Los 10 mandamientos" en EE.UU, cargado de lo último en tecnología y con las capacidades para avergonzar a sus rivales europeos.

Hulk = General Dynamics M1A2 Abrams

Foto: Wikipedia.

Aquí la selección fue más difícil. Al principio pensé en un AM General Humvee, pero, estamos hablando de Hulk, ese monstruo verde y devastador en el que se convierte el Dr. Bruce Banner, así que lo mejor era irse al extremo del espectro destructivo. Este M1 Abrams es el principal tanque de batalla del Ejército Estadounidense y uno de los más letales de su tipo en el mundo. La tecnología la representan varios sensores que evitan que la tripulación asome la cabeza fuera del blindado, es propulsado por una turbina de gas Honeywell AGT1500 de 1500 HP y pesa 69.5 toneladas. Como Hulk, guarda un enorme poder destructivo y es casi invulnerable, a no ser que se enfrente con uno igual. El monstruo verde tiene un largo brazo representado por el caño M256 de ánima lisa y de calibre 120 mm con el que puede acabar con lo que sea que esté a 2.5 km, así que a ninguno de los dos querrían enojar.

Batman = Lamborghini Aventador LP750-4 SV

Foto: Automobili Lamborghini S.p.A.

El Caballero de la Noche ha tenido en su garaje una gran cantidad de envidiables vehículos, siendo el batimóvil Tumbler uno de los más codiciados. Sin embargo, su carácter de millonario atormentado nos ha dejado muy claro que prefiere desplazarse en los mejores productos de Sant'Agata Bolognese. El Lamborghini Aventador (Obligatoriamente en color negro) le sienta como un guante a la medida: exclusivo, excéntrico y con todos los argumentos bajo el capó (un V12 L539 de 6.5L) para combatir y vencer en el asfalto a cualquiera. Gracias a la casa matriz Audi, el Aventador posee un baticinturón lleno de tecnología como chasis monocasco en fibra de carbono, dirección eléctrica, tracción AWD, transmisión ISM semiautomática de 7 velocidades, tablero de instrumentos en LCD y muchas otras cosas que aquí no caben.

Thor = Koenigsegg Regera

Foto: Koenigsegg Media.

El problema de los países nórdicos es que tienen pocas marcas que producen autos más bien comunes, aun cuando tengan fama de indestructibles. Pero la firma de Christian von Koenigsegg llega al rescate con el deportivo más avanzado e imponente, digno del hijo de Odin. El Regera es como Mjolnir: sólo los suficientemente dignos (en chequera y habilidades) pueden esperar conducirlo. Y es que como Thor, guarda mucho poder, incluido el del rayo, ya que no sólo se vale de un V8 biturbo de 5 litros, sino que integra 3 motores eléctricos cuyo poder llega desde una batería de 800 voltios y 4.5 kWh, siendo la más potente instalada en un híbrido. Y con Regera (verbo sueco que significa "reinar"), el Hijo de Odin hecho en un hangar de Ängelholm puede enviar a encopetados Bugattis y Henneseys a la semana pasada.

Iron Man = Tesla Model S P90D

Foto: Tesla Press.

Elon Musk es el Tony Stark de la vida real, así que lo más lógico es que el equivalente a Iron Man sea el Tesla Model S, automóvil eléctrico que logra empacar la tecnología más avanzada junto a potencias que hacen parecer a la combustión eléctrica como algo verdaderamente primitivo, especialmente si se activa el "Ludicrous Mode" del P90D con dos motores de 568 kW o 762 HP. Stark estaría orgulloso de las convenientes soluciones de su alter ego de 4 ruedas, tales como carga en casa o con un Supercharger que en 20 minutos añade energía suficiente para recorrer 200 km. La gran pantalla táctil de 17 pulgadas controla todas las funciones, incluso la de piloto automático, mientras que los instrumentos se muestran en la pantalla de 12.3 pulgadas. Realmente es todo un logro de la ingeniería, al igual que los trajes de Tony Stark.

Aquaman = Gibbs Aquada

Foto: Gibbs Sports Amphibians.

Cada tanto, el Rey de los Mares necesitará salir de sus dominios, por lo que no se nos ocurre nada mejor para representarlo que un vehículo anfibio. El Gibbs Aquada, aunque ya no se produce, es el ejemplo perfecto de integración entre un bote y un auto. Sus ruedas de repliegan en el interior de la carrocería para no interferir con su casco hidrodinámico y alcanzar hasta 160 Km/h sobre el agua, pero tal momento de tocar tierra, regresan a su posición para enfrentar el asfalto con la naturalidad de un automóvil común y corriente. Propulsado por un motor Rover KV6 de 6 cilindros en V, 24 válvulas y 2.5 L de desplazamiento, bueno para 175 HP. Además, al ser un rodaster, siempre hay lugar para el sol, sin preocuparse de capota alguna.

Deadpool = Un taxi

Foto: Chevrolet Media Colombia

Si, Deadpool no tiene auto ni necesidad de tenerlo, pero al ser un personaje casi inmortal y con carisma, podría ser representado perfectamente por cualquier taxi de producción verdaderamente masiva en el mundo. Piénsenlo: un taxi es conveniente, siempre está listo, y si es un taxi colombiano (Hyundai CityTaxi, Kia EkoTaxi, Chevrolet 7:24 taxi, etc.), viene armado con cruceta, puñal o incluso un arma de fuego. Al igual que Deadpool es un antihéroe que puede llegar a ser villano, o es que ¿a quien no le ha salvado la vida un taxi para inmediatamente después ponerla en riesgo? Un taxi continúa andando a pesar del castigo que le imponen sus conductores y el manejo diario, con el que pueden acumular millones de kilómetros sin fatigarse. Y presta sus servicios al mejor postor, al igual que Wade Wilson.

Wolverine = Toyota Land Cruiser Autana

Foto: WheelsAge.

Este, para los expertos, no necesita mayor explicación: el 4x4 de Toyota ha sido tan longevo como invencible y casi a prueba de balas. Desde los primeros FJ40 hasta las grandes camionetas de ahora, con enormes V8 y abollonadas sillas de cuero, las 4x4 de la marca nipona han demostrado estar hechas con metales casi indestructibles y una ingeniería superior. Incluso, como Wolverine, es difícil distinguir la edad de sus medios, que durante años permanecían en producción sin cambios estéticos muy relevantes, pero con la capacidad de vencer a cualquier rival y terreno. Las garras de Logan en estas Land Cruiser corresponden a su chasis de escalera, eterna y robusta plataforma ideal para sostener a un verdadero todoterreno como el famoso mutante. Adversario tenaz de Land Rover y Jeep por igual, es tan temido como Wolverine para Magneto, quien dijo que a pesar de todo, Logan era el enemigo más fiero que tuvo que enfrentar.

Flash = Bloodhound SSC

Imagen: Project Bloodhound.

Pocos superhéroes pueden darse el lujo de sacar pecho por su velocidad supernatural. El más significativo es Barry Allen, Flash, quien ha demostrado ser más veloz que el mismo Supermán, ya que Allen tiene el poder de superar la velocidad de la luz. En su contraparte automotriz lo único que le puede hacer algo de justicia sería el cazarrecords Bloodhound SSC (Super Sonic Car), que espera, antes del final de esta década, alcanzar o superar la velocidad de 1.000 millas/hora o 1.609 Km/h gracias a sus tres motores: una turbina Eurojet EJ200, que lo impulsará hasta los 480 Km/h, luego de lo cual, un cohete híbrido hecho por Nammo lo llevará hasta la velocidad terminal 135.000 HP son la potencia que este "auto" exhibe para alcanzar su objetivo. El tercer motor es un Jaguar AJ8 V8 supercargado que actúa como generador y como bomba de combustible para el cohete. Aunque Flash puede detenerse por si mismo, el Bloodhound SSC necesitará de frenos aerodinámicos, paracaídas de freno y enormes frenos de disco. Aunque para Flash, la velocidad terminal de este auto-cohete le parecería un ligero trote, es el que mejor se ajusta a ser su alter ego.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario