Termina la producción del Land Rover Defender, pero no significa su muerte

Y ahora, a esperar el sucesor, que llegará en 2017. / Fotos: JLR Press.

Por: Sebastián Peñuela
En Twitter: @CarJournalist

El 29 de enero de 2016 será recodado no sólo como el 130º aniversario de la creación del automóvil, sino como el día en que un ícono de 4 ruedas, el Land Rover Defender, vio su último ejemplar fabricado en la planta de Jaguar Land Rover en Solihull, Inglaterra, y superando al VW Beatle como el vehículo con la producción en serie más longeva de la historia.

Este es un -muy capaz- Series I, la primera forma del Defender, que se convirtió en un símbolo del 4x4. / Fotos: JLR Press.

La fauna de los vehículos 4x4 "hardcore" ha sido poca, pero muy interesante: cada país, o región tiene un todoterreno que lo representa: Estados Unidos tiene el Jeep, Japón tiene a su Toyota Land Cruiser, Alemania, a su Mercedes-Benz Geländewagen y el Reino Unido contaba -hasta ese 29 de enero-, con su Land Rover Defender (la evolución de lo que inició como el Land Rover Series), un vehículo que definió la segunda posguerra británica y le dio una cara a su ruralidad.

Algo de historia

Los países de la Mancomunidad de Naciones son los que más afecto han profesado por el "Landie". / Fotos JLR Press.

El primer Land Rover, el Series (I, II y III) fue creado por el jefe de diseño de Rover, Maurice Wilks, quien, según la leyenda, trazó el diseño de ese campero en 1947 sobre las arenas de la Bahía de Red Wharf, en Anglesey pensando en un vehículo utilitario de uso agrícola y comercial que subsanase los vacíos de los Willys Jeep que el ejército estadounidense había descartado luego de la II Guerra Mundial.

El camel Trophy le dio al Defender la oportunidad de revalidar sus credenciales como uno de los todoterreno más rudos del planeta. / Fotos: JLR Press.
En 1948 nació el Series I en la planta de Solihull y así inició la leyenda del 4x4 británico, que fue presentado en sociedad durante el Salón del Automóvil de Ámsterdam de ese año y fue ofertado por 450 libras esterlinas de la época. Estaba hecho de una aleación de aluminio y magnesio llamada Birmabright, ya que el acero estaba todavía fuertemente racionado en la posguerra, además de evitar la corrosión.
Estos primeros Land Rover tienen sus carrocerías ajustadas con remaches, ya que la tecnología para soldar aluminio no fue consolidada sino hasta mucho después de la guerra, y era costosa.

El Land Rover Defender tiene un aura que sólo modelos como el Jeep estadounidense pueden disfrutar. / Fotos: JLR Press.

En 1983 nacieron los Land Rover 90 y 110, la conexión entre los Series y el Defender. Se llamaron 90 y 110 por la longitud -en pulgadas- de sus chasises de escalera: 90 era el 2 puertas y 110 era el wagon, o de 4 puertas. Con el nacimiento del Discovery en 1989, se decidió bautizar nuevamente al Land Rover 90 y 110 como Defender en 1991.

Motores de 4 cilindros de Rover y V8 de Rover, BMW y Ford fueron usados a lo largo de la vida de este modelo, alimentados tanto por gasolina como por diesel y acompañaron carrocerías tan disímiles como la pickup, muy rara de ver.

Ningún terreno es imposible para el Defender, aun cuando los dueños de Jeep y Toyota lo hagan blanco de burlas constantes. / Fotos: JLR Press.

El Land Rover Defender fue hecho no sólo en Inglaterra, sino también en Australia y Sudáfrica, mientras que variadas versiones fueron licenciadas por otros fabricantes como Santana Motors (de esa compañía madrileña vinieron muchos de los L-R Serie I y II que hay en Colombia como parte de una enorme donación del gobierno español, mientras que a los Defender los llamó PS-10) e Iveco, quien lo bautizó como Massif. Otokar, en Turquía y Morattab, en Irán, lograron hacer clones del Defender, bien fuese con partes propias o con CKD español.

El último Defender en la línea de producción de Solihull. / Fotos: JLR Press.

Al contrario de lo que ocurrió con jeep, el Land Rover Defender fue un vehículo creado para uso civil que posteriormente "prestó servicio militar" en casi todos los ejércitos de la Mancomunidad de Naciones: Inglaterra tuvo una versión llamada Wolf, Australia bautizó al suyo como Perentie, Israel tuvo al MDT David y los belgas lograron que Minerva les fabricase una versión similar.

Esta es sólo una pequeña muestra de la versatilidad del chasis del Defender. / Fotos: JLR Press.

¿Cual fue el atractivo del L-R Series/Defender? Aparte de su chasis de escalera, que lo hizo lo suficientemente robusto para aguantar los mayores castigos y ser extremadamente competente en 4x4, su atractivo fue la versatilidad para crear versiones casi infinitas: 2 puertas, 4 puertas, pickup de cabina sencilla, pickup de doble cabina, con cabina adelantada sobre el eje delantero (Forward Control) para casa carro o camiones de bomberos, chasis cabinado, con orugas...

Si este Land Rover Defender no grita arengas al Imperio Británico es porque usted está ciego. / Fotos: JLR Press

Desde los granjeros británicos hasta la mismísima Reina de Inglaterra, Isabel II (quien es aficionada a conducir los modelos de la marca y tiene en su garaje un Defender 90, un 110 y un Range Rover) han sucumbido a los encantos de este robusto campero. Lo más parecido a la democracia sobre ruedas en el Reino Unido, sin contar el Mini original, claro.

El más allá del Defender

El último de una raza de purasangres 4x4, el Defender 90 Heritage Edition. / Fotos: JLR Press.

El último Land Rover Defender construído -con matrícula HI66 HUE-, correspondiente a un "Heritage Edition" pintado de Grasmere Green -una pintura que usaba la Royal Air Force en la IIª GM-, incluía una carpa, parrilla y emblemas retro y un elemento que no cambió en apariencia ni especificaciones desde 1948: el gancho para la carpa.

Un motivo de orgullo para los trabajadores del último turno que ensambló el Defender. / Fotos: JLR Press.

Ese último campero fue despedido de manera emotiva al final de la línea de producción por 700 empleados de JLR, ejecutivos y representantes de la prensa. Ese Defender final irá a la colección de Land Rover Heritage.

Aplausos y mucha emotividad para despedir a un grande, aunque su sucesor está más cerca de lo que parece. / Fotos: JLR Press.

El sucesor del legendario "Landie" todavía no tiene nombre ni un diseño final, pero Gerry McGovern, director de diseño de Land Rover afirma que el "nuevo Defender" no se parecerá en nada al concept car DC100 que mostraron en el Salón de Fráncfort de 2011. El heredero de ese legado (que se encuentra en un muy secreto desarrollo y entraría a producción en 2019) tendrá que cumplir con las más estrictas normativas en seguridad de EuroNCAP y NHTSA así como los estándares de emisiones contaminantes Euro 6 o 7, razones principales por la cuales el Defender tuvo que salir de producción.

El Land Rover Defender ya hizo historia, ahora puede ocuparse de disfrutarla. / Fotos: JLR Press.

Ya que el 70% de los Series y Defender construidos por Jaguar Land Rover, continúan en circulación, podremos lamentar el fin de la producción, pero no su muerte. Ese campero es demasiado rudo y persistente como para morir, sin importar cuantos Jeeps se produzcan o que tantos dolores de cabeza les produzca la existencia del Toyota Land Cruiser y la Nissan Patrol.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario