La Selección Colombia ya tiene su primer carro oficial: Chevrolet Sail.


Aquí, una leyenda: el gran Óscar Córdoba. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC)

Por: Juan Sebastián Peñuela Sánchez 
En Twitter: @CarJournalist 



El patrocinio de GM Colmotores a la Selección Colombia no solo es de nombre o de poner unos buses para los desplazamientos, desde ahora se empieza a notar en los productos que le ofrecen al consumidor local. El primer carro con el carácter futbolero de Colombia se asoma en las vitrinas de Chevrolet.
Se trata del Chevrolet Sail Edición Conmemorativa Selección Colombia, que está destinado a todos aquellos que llevan al onceno nacional en su corazón, porque ahora pueden tenerlo en su garaje. Con una producción inicial de 200 unidades, este Sail hecho en la planta de ZOFICOL en Bogotá cuenta con varios detalles que lo hacen diferenciar de un Sail común y corriente. La presentación de este auto fue precedida por la aparición de Óscar Córdoba, exarquero de la Selección entre muchos otros gloriosos equipos de Colombia y el mundo; quien nos contaba anécdotas de liderazgo en su histórica labor.


Para los que llevan a La Selección en el corazón. / Foto: Prensa GM Colmotores.

Disponible sólo en la versión sedán, los aditamentos exteriores son discretos: parachoques delantero en negro mate, rines de 15" en color grafito, añadidos negros rodeando las luces frontales -como las del Sail Sport-, mientras que las insignias "Limited" y el logo de la Federación Colombiana de Fútbol decoran el pilar C y la tapa del baúl. En algunos casos me preguntaba por qué Colmotores no fue un poco más... Extrovertido a la hora de hacer notar este de por sí gran carro que debe portar con orgullo los colores del deporte rey local (no, tristemente no es el automovilismo).


Como se ganen la copa América, este puede ser un modelo de colección. / Foto: Prensa GM Colmotores.

Pero dejando atrás el exterior tal vez demasiado discreto, me ubico en lo que a muchos importa: lo que va por dentro. El interior de este Sail Edición Conmemorativa es un poco más llamativo; eso tal vez se debe a su cojinería en EcoCuero (es un material sintético, pero los amigos de los animales estarán felices porque ningún vacuno fue lastimado para obtener esta piel) bordado con hilo rojo, una discreta etiqueta con la bandera colombiana para las sillas delanteras y un logo de la Fedefútbol repujado en los apoyacabezas delanteros. Al abrir la puerta, se puede notar un tapete negro con el mismo logo de la Selección bordado con esmero, solamente esas dos adiciones harán que cualquier fan se sienta identificado con su equipo, aunque descubrimos que tal vez mayor cantidad de detalles se pudieron usar, pero luego caí en cuenta que sería de mal gusto saturar con el logo a los dueños de este vehículo. Sin embargo le pido a GM que no caiga en el pecado de Renault: poner unas calcomanías en un modelo ya de salida y dar el día por terminado.


Insisto: faltó algún agregado que le diera todavía mas valor, y que no pareciera  simplemente una calcomanía añadida

Pasamos a la consola, donde está ya no el simple sistema de audio, sino una pantalla táctil de 6.2" que equipa navegador GPS con mapas incorporados y por supuesto, radio. Ese es un salto de calidad para este Sail. Como ya es costumbre en GM Colmotores, este vehículo puede equipar el sistema ChevyStar, que ofrece un amplio abanico de servicios, como asistente personal, advertencia de Pico y Placa, alertas de velocidad, monitoreo en ruta, recuperación del vehículo en caso de robo... Bueno, toda la parafernalia disponible para nunca estar solo, porque también tiene un app para el celular, que lo hace todavía más fácil de usar.


Esta es la versión mejor equipada del Sail, la LTZ, y por lo tanto, viene con todos los juguetes. / Foto: Prensa GM Colmotores.

Bajo el capó encontraremos el ya reconocido motor de 1.4 litros a gasolina con doble árbol de levas a la cabeza y 16 válvulas que produce 102 HP a 6.000 RPM. La potencia va a las ruedas delanteras por medio de una transmisión mecánica de 5 marchas como en todos los Sail, y si usted quiere una caja automática en este carro, entonces le sugerimos mejor tomar un bus y dejar que otros se tomen la conducción en serio por usted. Aunque siendo un modelo especial, hubiese sido bonito tener una ECU retocada para ofrecer mayor potencia o un desarrollo local de este frugal motor para hacerlo un ejemplar aún más único.


No, el precio no incluye a Óscar Córdoba ni las banderillas. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

En el apartado de la seguridad no hay cambios, afortunadamente, por lo que podrán encontrar lo mismo que equipa a un Sail "normal": sistema de frenos ABS con distribución electrónica de frenado, airbags para conductor y pasajero y carrocería con tecnología Body Frame Integrated reforzada con puntos de deformación programados. Suena hasta complicado, pero huelga decir que es un chasis monocasco pensado para absorber toda la energía posible en caso de un choque mientras se ayuda con las bolsas de aire para evitar una tragedia. En suma, lo mínimo que cualquier carro que quiera ser digno de ese nombre debe equipar en Colombia.

Jorge Alejandro Mejía, presidente de GM Colmotores cree que este es el primer paso para materializar a Chevrolet como el carro oficial de la Selección Colombia y justamente en el marco de la Copa América 2015. Y cómo dato coctelero, nos comentó algo: ¿Recuerdan que en la presentación de la marca como patrocinador de la selección había un par de Chevy Sonic totalmente brandeados? Pues hubo dos clientes que los compraron, a pesar de haber sido destinados para exhibición únicamente y se los llevaron así como estaban, por lo que GM decidido dar luz verde a esta edición especial del Sail, que está en $38'749.000.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario