Chevrolet renueva su Cruze para 2016

I
Foto: Prensa Chevrolet.
El carro global de GM, aquel que inició su renacimiento el mundo, se vende con números apenas aceptables en Colombia gracias a su desventaja en equipamiento. Chevrolet espera cambiar todo eso con este rejuvenecido Cruze, que en la flor de su vida, entra en un refrescante facelift. 

Por: Juan Sebastián Peñuela Sánchez 
En Twitter: @CarJournalist 

Foto: Liza Rojas
Aunque desde el 2008 el Cruze ha sido un vehículo exitoso -se han vendido más de 3 millones de unidades a nivel global con versiones que incluyen motorizaciones diesel y carrocería station wagon-, ya empezaba a acusar algunos síntomas de su edad, y eso no es lo que GM quiere, ya que este modelo nació con la idea de convertirse en el Chevrolet para el mundo. En el país no ha sido el vehículo más exitoso del portafolio de Colmotores; me atrevo a pensar que es porque la gente pasa por una crisis de poder adquisitivo y no porque el Cruze tuviese algo de malo, -aunque no estaba tan bien equipado ni usaba materiales de tanta calidad como sus competidores más cercanos- ya que el acto de fe de GM al crear un auto para todo el planeta fue enorme y hay que reconocerlo.


Foto: Prensa Chevrolet.

Para estar a la altura de su fiera competencia (si, el Ford Focus es su principal rival, pero también lo son modelos como el Kia Cerato, Hyundai i35, Mazda 3 y Honda Civic, Nissan Sentra, VW Jetta MK V, entre otros), Chevrolet decidió que el simpático Cruze necesitaría unas importantes inyecciones de botox, así pues, recibe luces diurnas en LED y una parrilla cromada, más acorde con el lenguaje de diseño de la marca y acabados interiores más suaves y de mejor calidad. La gran diferencia se nota al subirse, ya que cuenta con un sistema de apertura remota: solo necesita acercarse el Cruze con su llave en el bolsillo y el sistema quitará los seguros. Así mismo, no hará falta meter la llave para arrancar: basta con pulsar el botón de encendido.

Foto: GM Media.

En 2016, el Cruze mantiene bajo el capó su motor ECOTEC -origen Opel- de 4 cilindros, 1.8 litros y 138 HP. Aunque ha demostrado ser un motor confiable, su torque a bajas revoluciones no es tan satisfactorio como se esperaría de su cilindrada, y varios de nuestros lectores son extremadamente críticos de su consumo de combustible, que juzgan por glotón, pero nadie ni nada es perfecto. Lo que todavía se puede escoger es la transmisión de 6 marchas que se acople al Cruze: una automática con modo secuencial (AT LT) o una manual. Esperamos todo con ansias el momento en que la marca ofrezca un motor más potente y versátil (como el ECOTEC 1.4L Turbo) que mejore la relación peso/potencia del carro, ya que tendría más torque: 200 Newton/Metro contra 175 de la versión atmosférica.


Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Uno de los aspectos claves en el desarrollo de este renovado Chevy Cruze fue la conectividad, un aspecto donde este vehículo no se encontraba al nivel que imponen sus rivales: por ejemplo, ahora se incluyen integración Bluetooth para smartphones que incluso lee los mensajes de texto a través de los parlantes, aunque por supuesto, no se recomienda si usted es infiel o tiene algo que esconder, pero de resto, el sistema es ideal para no distraerse. Si tiene un iPhone, tanto mejor, pues la asistente Siri se integra con el sistema del Cruze, permitiéndole al conductor enviar mensajes de texto, correos electrónicos y operar muchas aplicaciones tan solo con comandos de voz. La marca dice que es la conexión ideal para mantener el teléfono guardado y las manos siempre en el volante y hemos de creerlo, aunque hasta que no hagamos la prueba en el test drive, no podremos creerlo de lleno y lo ideal es que no terminemos "agarrados" con los comandos de voz como pasó con los primeros SYNC de Ford.

Foto: Prensa Chevrolet.

Adicional a todo eso, el sistema ChevyStar MyLink cuenta con una pantalla táctil de 7 pulgadas en la consola central para que la reproducción de música desde su teléfono inteligente o puerto USB no sean un problema. Si es todo un melómano, podrá usar aplicaciones como TuneIn y Stitcher, entre otras. Continúa la integración con la app de su teléfono para poder operar todas las alertas y geolocalización ya conocidas y tan útiles.
Como los autos modernos sufren de puntos ciegos crónicos (esto debido a las fuertes estructuras que los rodean para hacerlos más seguros) necesitan ayudas de estacionamiento y maniobra: El Chevrolet Cruze 2016 no es la excepción, y por lo tanto incluye sensor de reversa y de punto ciego. Colmotores dice que en el futuro cercano la cámara de reversa estará disponible para este modelo, cosa que muchos conductores sabrán apreciar. Como último detalle de fina coquetería, un sunroof está disponible en la versión mejor equipada.


Foto: Liza Rojas.


Y hablando de seguridad, el Cruze (en su versión LT) ostenta un puntaje de 5 estrellas en las pruebas de EuroNCAP. Su sistema de protección está diseñado en tres fases:

Preventiva: Equipado con StabiliTrak Electronic, que ayuda al conductor a mantenerse sobre el camino al detectar la diferencia entre la trayectoria y la dirección en la que el vehículo está siendo conducido. Conecta los frenos y de ser necesario, ajusta el torque para ayudar a mantener la trayectoria. También cuenta con frenos ABS + EBD.

Protectora: Cuenta con 6 airbags para su versión LT (frontales para conductor y acompañante, laterales y de cortina), frenos de disco en las 4 ruedas con ABS y distribución electrónica de frenado, encendido automático de luces, anclajes para sillas de niños ISOFIX, apoyacabezas y cinturones de seguridad de 3 puntos. Está diseñado con acero de alta resistencia, ayudando así a prevenir la intrusión de cualquier objeto. Rieles debajo de la carrocería se extienden desde la parte frontal hasta la parte trasera de la estructura, proporcionando mayor fuerza al vehículo.

Responsiva: Chevystar, está preparado para responder con asistencia médica y/o mecánica en caso de emergencia.


Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

Por todo eso el renovado Chevrolet Cruze de 2016 es un jugador que, ya actualizado, tiene los arrestos para competir con todos los mejores de su segmento en la país. $58'230.000 es el precio de lanzamiento de la versión con transmisión manual, mientras que la versión con caja automática cuesta $64'810.000. 
El cambio con respecto a la generación anterior es de detalles, pero esos detalles forman un Cruze de diseño más moderno, que aunque todavía no logra estándares alcanzados por los Mazda o Ford que compiten con él, si logra ponerse al día y adquirir más valor. Eso acerca a GM más y más al estándar de lujo y conectividad con el que su rivales habían enterrado al primer Cruze. En lo personal, me gustó bastante y es un sedán con mucha clase y estilo, que se desmarca fácilmente de sus rivales asiáticos y alemanes.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario