BMW 3.0 CSL Hommage, o "de por qué quiero golpear a Adrian van Hooydonk"

- ¿Me veo gordo o feo con esta carrocería?
- Ehhhh...
Fotos: BMW PressClub.

Por: Juan Sebastián Peñuela Sánchez 
En Twitter: @CarJournalist

A ver, BMW, ven acá y siéntate, que tenemos que hablar. No, no es acerca de como tu Serie 2 Active Tourer siquiera existe, sino de algo mucho más grave. Ese carro te lo puedo perdonar porque sólo obedece a una necesidad del mercado, y no te culpo por ello, al fin y al cabo, vender autos es un negocio competitivo. Que sea un tricilíndrico de tracción delantera se puede perdonar.



Dice Karim Habib que este auto trata del concepto de "street racing" y no se ve nada mal. Desde este ángulo. / Fotos: BMW PressClub.
Pero todo diseñador de autos tiene un cierto límite, y es el que juega con la herencia de la marca, con la misma esencia de su identidad, construida con mucho esfuerzo a través de los años. Por eso, no puedo creer que le hayas dejado a tu diseñador jefe, Adrian van Hooydonk -junto con Karim Habib- crear este concept car que sólo puedo calificar de feo, esa palabra de 3 letras que no solemos usar mucho los periodistas automotores cuando hablamos de un carro a menos que realmente lo merezca.


Esta es la parte mejor lograda, tiene todas las proporciones de gran arco de rueda y enorme alerón. Fotos: BMW PressClub.

Porque el nuevo BMW 3.0 CSL Hommage (de paso, se escribe con una sola "M") que tuviste las agallas de presentar en el afamado Concorso d'Eleganza de Villa d'Este es simplemente feo. Ahora entiendo porque las primeras fotos que se filtraron eran las de los cuartos traseros, que siendo justo, si hacen un gran trabajo a la hora de evocar el diseño "retro" como único medio para que nunca nos olvidemos de la versión de los años '70 (de 1972 a 1975), esa que los snobs entusiastas gustan de llamar por su código de plataforma: E9. Esta plataforma te dio mucha credibilidad como marca deportiva y entusiasta del placer de conducir que tanto pregonas, BMW.

Si, es verdad que sus proporciones generales son tan clásicas como en el original, que los grandes arcos de rueda y el enorme alerón trasero homenajean bastante bien a ese "Batimóvil". Muy bien que van Hooydonk y su equipo hayan tenido la decencia de no olvidar el famoso "Hofmeister kink" y las insignias al final del paral C. De hecho, me gusta que hayan tenido el arrojo de pintar ese carro de "Golf Yellow", el mismo que usara su antecesor espiritual cuando fue presentado al mundo, todas estas cosa ya son dignas de aplaudir.

Dios mío, este es el peor ángulo. me revuelve el estómago. / Fotos: BMW PressClub.

Te diré, BMW. Lo que no me gusta (y veo que no soy el único pensando en ello) es el frontal de este 3.0 CSL Hommage: es de lo más antiestético y desproporcionado que mis ojos le han visto a algún diseño de tu marca; dejan a los trabajos de Chris Bangle como diseños de Pininfarina en comparación. No te levantes de esa silla, BMW, no te ofendas, que te lo digo con verdadero cariño, porque en lo personal he amado muchos -si no el 90%- de tus autos. Pero este nuevo concept car tiene un frontal idéntico al de un castor o a Bugs Bunny, en su defecto. Jalopnik es más amable y dice que "en persona, no es exactamente una belleza", con lo cual están siendo diplomáticos. En BMC no somos así, porque queremos a las marcas.

- (Leer con acento alemán) "¿Podemos afear un 37% más esta parte de aquí?" / Fotos: BMW PressClub.

Pero, por supuesto, no todo es un desastre. Hay muchas cosas que hicieron bien tus ingenieros, BMW. El extenso uso de fibra de carbono y materiales compuestos (como la más económica y versátil fibra de carbono reforzada plásticamente) le hace merecerse en toda regla las siglas CSL (Coupé Sport Leichtbau o Cupé Deportivo Ligero). Así mismo el hecho de tener parrilla activa, que controla automáticamente el flujo de aire que va a su motor de 6 cilindros con eBoost, sea lo que sea que eso signifique.


Discutible el timón tipo avioneta, pero el resto es exquisito. / Fotos: BMW PressClub.

Sé que no has lanzado más detalles técnicos, pero eso lo puedes reinterpretar como un buen momento para sentar a van Hooydonk en esa misma silla en la que te senté yo y le pidas que por favor no atente contra tu herencia, la que dejó ese cupé E9 tan bellamente proporcionado. Ordénale que cuando menos, replantee ese diseño frontal y el de los pasos de rueda delanteros, que están algo... sobrecargados. Si me escuchas esta vez, podrás presentar el 15 de septiembre un homenaje mejor pensado, en el Salón de Fráncfort, uno que nos obligue a desearlo, a vender casi todos nuestros activos con tal de tenerlo en el garaje, algo en línea no sólo con El Placer de Conducir, sino con el placer de contemplar.

Bien ejecutado en algunos ángulos, este 3.0 CSL no deja a nadie indiferente. Fotos: BMW PressClub.

De lo contrario, te pido que me des la dirección de Adrian van Hooydonk para ir a golpearlo por no tener pulso y mayor sensibilidad a la hora de diseñar algo digno de ti, BMW.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario