Lanzamiento: Mazda2 SKYACTIV

Parece un guepardo en movimiento pero es dócil y bonito: este es el nuevo Mazda 2 SKYACTIV. / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).
Por: Juan Sebastián Peñuela Sánchez
En Twitter: @CarJournalist

La marca japonesa no había gozado de tanta expectativa desde que cerró su planta ensambladora en Bogotá, y aunque lamentamos ese pasado, si el futuro nos trae cosas tan impresionantes de la planta mexicana de Salamanca, en Guanajuato, entonces, bienvenidos sean los productos mexicanos si son mas competitivos.



El Mazda2 SKYACTIV Es el carro que llevamos esperando mucho tiempo, desde la presentación de su concept car, llamado Hazumi, hemos preguntado sin cesar la fecha de llegada de lo que sería el nuevo carro al punto que estamos seguros de haber aburrido a la marca, que se vio forzada a aclarar innumerables veces que no llegaría, que solo era un ejercicio y muchas otras cosas que no recordamos. 

El cambio con la generación anterior es del cielo a la tierra y lo pudimos ver en tierras antioqueñas / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

Los rumores cobraron nueva vida en el Salón del Automóvil de Bogotá de 2014 cuando la marca de Hiroshima trajo el Hazumi, que hizo las delicias de todos, aficionados y transeúntes, que veían en ese compacto el próximo auto de Mazda, y es que fue tan evidente en sus intenciones la marca, que incluso mi hermano de 8 años pudo notar cual sería la siguiente jugada de los japoneses.

Pues bien, para corroborarlo, volé junto con otros colegas a Medellín, dónde nos esperaba una larga explicación acerca del ya famoso lenguaje de diseño KODO o -Alma del Movimiento- y el cara a cara con el subcompacto más esperado en el país. La marca clama que el 2 no es una versión pequeña del resto de su gama, y bajo el ya famoso lenguaje de diseño KODO, lo ubica como un carro dinámico, con presencia de ataque en un guepardo.


Su diseño KODO le da proporciones grandes y bien logradas. Es, de manera imparcial, hermoso. / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

No se dejen engañar por su diseño, el nuevo Mazda2 es un carro grande. Para ilustrarlo, pueden notar un frontal y capó más largos que los usuales, mientras que su cabina y pilares A se encuentran más atrás que muchos carros de tu segmento. Esto ultimo lo justifican con esa conocida filosofía “Jinba-Ittai” que se enfoca en el conductor, que trata a su auto como una montura. A comparación del anterior Mazda2, la posición del piloto es más cómoda.

Me llamó la atención el nivel de equipamiento de este carro, que aunque es un poco más frugal que sus competidores, sigue siendo muy atrayente. Lo primero y más simpático: la adopción del botón de encendido. Si, puede que no sea nada nuevo e incluso se haya convertido en común, pero a los que les gusta o saben, no deja de hacer sentir al piloto como el domador de una fiera dedicada al disfrute. La emoción de encender un carro con botón en lugar de simplemente girar la llave es algo que solo pocos aprecian por sus orígenes, que se van hacia los carros de carreras. A mi, en lo personal, me parece emocionante. A ese detalle de fina coquetería lo complementa un elemento que tienen sus hermanos mayores y que heredaron de los aviones de combate: el HUD o Head-Up Display que emite apenas arriba del volante, a nivel de los ojos, la velocidad actual del vehículo. Ya no es necesario tener un Camaro o incluso de un Mazda más costoso para aprovechar semejante característica.

En esta cabina de mando si da gusto estar. / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).

Punto aparte merece la ergonomía, que enfoca de manera casi dictatorial los controles y el ambiente del carro hacia el conductor. Se nota que tomaron unas páginas del libro que BMW escribió y fue una jugada muy acertada, ya que si apelarán a un público que disfruta de la conducción, mas les vale tener una actitud divertida. La ventaja es que no recargan de trabajo innecesario a quien esté detrás del volante. Es uno de los pocos carros nuevos que tienen un carácter real, ese que empuja a muchos a buscar un auto clásico o por lo menos de hace varios años, ya que reconoce que se han tornado demasiado...”iguales”

Esto es lo que hay bajo el capó. / Foto: Mazda Colombia.

Bajo el capó podremos encontrar el motor SKYACTIV-G 1.5L MZR de 4 cilindros e inyección directa, apertura variable de las válvulas de admisión, con cadena de repartición, escape 4 a 1 y compresión de 12:1 toda su colección de tecnología le sirve para producir 106 HP y 14,17 kg-m de torque. Mazda dice que esos números los logra con gasolina corriente, y sabemos que ellos son conscientes del absurdamente bajo octanaje del jugo de dinosaurio colombiano. 
Además de la consabida transmisión manual -que Mazda se empeña en llamar SKYACTIV-MT, está disponible la todavía más impresionante SKYACTIV-AT, esta caja automática tiene tres modos: secuencial, automático y un nuevo modo “Sport” activable con un botón que dicen los ingenieros, de manera coloquial, “tiene más pique”, es decir que retiene más tiempo un cambio y aprovecha todo el torque posible. Ambas cajas son de 6 velocidades.

Como estoy hablando de un automóvil a todas luces moderno, pues incluye un sistema de infoentretenimiento, se llama Mazda CONNECT e incluye una pantalla táctil de 7”, comandos de voz activables desde el timón y un botón multicomando en la consola central, y ni que decir de los materiales de la cabina, que entre cuero, caucho y plástico de alta calidad logra brindar cierta sensación "premium" y es un salto cuántico con respecto a la anterior generación de este pequeño japonés, que no era feo cuando debutó.

Aunque hubo espacio para conducirlo por algunos kilómetros, creo firmemente en que la experiencia debe ocupar más tiempo, y esperaremos probar de manera mas extensa y detallada el carro, pero las primeras impresiones fueron muy buenas: los controles están ubicados de forma bastante ergonómica, cosa que no permite distraerse para subir el volumen del radio desde el timón o seleccionar algo en la pantalla del Mazda Connect. Eso si, creo que el mapa y navegador GPS son propensos a mejorar, ya que no son muy informativos o fáciles de leer, lo que tal vez se debe a sus escalas de grises.


Los instrumentos son fáciles de leer, aunque saturan un poco al conductor. / Foto: Sebastián Peñuela (BMC).

La conducción fue muy agradable, la posición de manejo es cómoda y no deja lugar a quejas; es notoria la posición más baja que en la generación anterior, pero la visibilidad es muy buena, con pocos puntos ciegos atrás. la aceleración no es brutal, pero si constante y bien llevada, gracias a las capas de aislante que apenas dejan el sonido del motor como un susurro que insinúa potencia, pero no lo enmudece por completo. En ese aspecto es tan divertido como lo podría ser un Miata, pero con los atributos de un city car. En cuanto a los colores disponibles, creo que el Rojo Místico será la elección preferida de muchos, aunque ahora hay 3 tonos de azul para escoger, por encima de los usuales plata, negro y aluminio. 

En el apartado de seguridad debo levantarme y aplaudir a Mazda por incluir tecnologías que pueden salvar muchas vidas en su Mazda2, y es que una marca que además de los ya consabidos airbags incluye un Control Dinámico de Estabilidad, sistema de Arranque en Pendiente, Señalización de Frenado de Emergencia y Conducción además del Control de Tracción, que puede salvar muchas vidas ya que, no nos digamos mentiras, más de un conductor se creerá Vettel y probará su suerte en alguna curva o con una maniobra estúpida con resultados que podrían ser lamentables.

Si usted quiere uno (y de verdad que querrá uno, ya que es el subcompacto mejor diseñado de nuestro mercado) entonces considere el rango de precios: desde $43'040.000 hasta $51'500.000. No llega muy barato que digamos, pero hay que ver que con toda su colección de tecnologías e innovaciones, se cumple esa máxima de "es mucho carro por esa plata"

Si todavía lo pone a dudar este pequeño carro, le daremos dos razones de peso para considerarlo, un par de premios:
  •     Car of the Year Japan 2014-2015 (al igual que los Mazda Capella, Familia y MX-5 NC).

  • Golden Steering Wheel AutoBild 2014 (Alemania).


Este es el Mazda para los "Millenials" colombianos, esos jóvenes que no de despegan de sus celulares, saben más de moda que de carros y privilegian el diseño y la ecología. eso sí, no los confundamos con los "hipsters" este público, a diferencia del otro, si se baña y no necesita pobladas barbas.


Proveniente de la panta de Salamanca, en México, ahora está para que el mercado colombiano lo ame u odie. / Fotos: Sebastián Peñuela (BMC).
El Mazda 2 SKYACTIV es un carro que mueve el bote en el país ya que los VW Polo, Ford Fiesta, Kia Rio Spice Chevy Sonic y Hyundai i25 HB, competidores del benjamín de Mazda, tienen ahora muchas mas razones para preocuparse, en caso de que Mazda logre emular el ya consabido "Efecto Fiesta" en el segmento B. Creo que este es el -por ahora- único auto de este 2015 que vale la pena aplaudir porque equipa lo que el mercado colombiano y sus compradores merecen: altísima calidad, gran rendimiento, diseño de primera categoría y toda la parafernalia de seguridad. Sin duda alguna le damos un 5 sobre 5.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

  1. Hola Juan Sebastián, muy buena entrada. Justo este fin de semana conocí el nuevo Mazda 2 y la verdad quedé muy gratamente sorprendida, sin embargo vi también un Ford Fiesta Titanium y ahora muy tentada por el VW Polo. Tres carros que veo la verdad muy parecidos en cuanto a gama e incluso equipamiento. ¿Si tuvieras que hacer un paralelo entre los tres o clasificaros quién podría ser el ganador?

    ResponderEliminar