El Clásico de la Semana: BMW 3.0 CSL

El BMW 3.0 CSL dominó las carreras de turismos en la década de los 70 / www.carsonelove.com
El United SportsCar Championship regresa a la pista este próximo 21 de marzo cuando se corra la edición 63 de las legendarias 12 Horas de Sebring. La de este año será una carrera especial para BMW Motorsport que celebrará el aniversario 40 de su primera victoria en los Estados Unidos, justamente en esta competencia de duración, con el BMW 3.0 CSL en 1975. Ese auto es nuestro clásico de la semana.
Por: Enrique A. Mathieu
En Twitter: @enriquemth

Desarrollado sobre la plataforma E9, el BMW 3.0 CSL fue el primer hijo de la división de competición de la marca, creada en 1972, por lo que es considerado el padre de los actuales modelos 'M'. En su versión de calle, el CSL era un elegante coupé de cuatro plazas -sus dimensiones llegaban a los 4,6 mts de largo- y montaba un poderoso motor 6 cilindros en línea de 2.986 cc, heredado de sus hermanos el 3.0 CS y el 3.0 CSi que entregaban 180 y 200 HP respectivamente.

Sin embargo, este no era el 'core business' del proyecto CSL. En realidad este auto fue una homologación especial para hacer el modelo elegible para correr en el Campeonato Europeo de Turismos, que coincidió con el deseo de BMW de probar éxito armando sus propios deportivos en vez de dejar esta tarea en manos de preparadores incluso tan reputados como Alpina.
BMW Motorsport celebrará en Sebring 40 años de un histórico triunfo / BMW PressClub

Para lograr este objetivo el CSL fue sometido a un proceso de repotenciación y adelgazamiento. El ya imponente motor aumentó su cilindrada hasta los 3,153 cc (203 HP) y elementos de la carrocería como el capó y los paneles de las puertas fueron fabricados en aluminio en vez de acero. Un deflector sustituyó al paragolpes delantero y el soporte de la caja de cambios se construyó en magnesio, logrando reducir el peso del auto de 1.165 a 1.092 Kg. De ahí que la letra L de sus siglas significa leicht (Light).

Pero hubo un último desafío a superar: poner en control toda esa potencia. Para resolver esta situación BMW Motorsport redujo la altura del auto, reforzó la suspensión y lo equipó con un paquete aerodinámico que incluyó una gran toma de aire y un enorme alerón trasero, que le valió el apodo con el que hasta hoy se le conoce: el Batimóvil.

¿El resultado? El auto de carreras más exitoso de la década de los 70. Con este modelo BMW ganó el Campeonato Europeo de Turismos seis veces entre 1973 y 1979 -soló se le escapó en 1974 cuando Ford lo ganó con el modelo Escort-. En 1975 la división de competición decidió darse a conocer en los Estados Unidos corriendo el IMSA GT Championship donde ganaron varias carreras con el 3.0 CSL incluyendo las clásicas 12 Horas de Sebring.

Pasado y presente juntos donde mejor lucen: la pista / BMW PressClub
Esta histórica victoria conseguida por los norteamericanos Brian Redman y Sam Posey junto al alemán Hans-Joachim Stuck con el auto #25 es la que este fin de semana celebrará BMW Motorsport. Por esta razón los Z4 GTLM del equipo RLL (Rahal Letterman Lanigan) lucirán un diseño de pintura especial en honor a ese 3.0 CSL.


Share on Google Plus

About Enrique Mathieu

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario