Chevrolet presentó su balance del año 2014

Jorge Mejía, Presidente de GM Colmotores.
Fotos: Diego A. Sánchez (BMC)
En medio de una jornada cargada de adrenalina, la marca del corbatín reveló las cifras del año anterior y sus expectativas de cara al 2015 para Colombia.



Por: Diego A. Sánchez Acosta.
En Twitter: @diegosnz

No cabe duda que Chevrolet es el líder solitario en ventas de vehículos nuevos en Colombia, y las cifras asó lo respaldan: con un 2014 que rompió todos los récords nacionales de venta de carros nuevos en Colombia, con 326.177, la marca del corbatín hizo su parte, con 82.103 unidades facturadas a lo largo del pasado año; luego de dos años a la baja: 2013, con 294.126 vehículos vendidos; y 2012, que sobrepasó las 311 mil unidades.

Cífras e indicadores que rompieron con todos los pronósticos, con un diciembre que abalanzó a compradores frente a la repentina alza del dolar y los precios que aún se conservaban. Lo anterior produjo que Colombia tuviera el mayor crecimiento de la región para el sector automotor, de 0,7%.

Jorge Mejía, presidente de GM Colmotores resaltó que la renovación del portafolio consolidó a Chevrolet en nuestro país, con un índice del 98 por ciento de las ventas en productos nuevos. En ellos destacan el Spark Life, "todo un hit", según Mejía, con 1.248 en su primer mes. El Spark GT, que siguió teniendo un gran impacto en el segmento mini, con una participación de hasta el 50 por ciento.

Por su parte, el Sail, fue modelo más vendido en Colombia desde el pasado mes de agosto, teinendo un crecimiento del 23 por ciento entre 2013 y 2014; con una producción total del modelo de 44.554 unidades en la planta de Colmotores, y el reconocimiento como el vehículo con el mejor costo en reparabilidad para su segmento, en los Premios Vía 2014.

En camionetas, la Tracker continúa como líder en el segmento de las SUV por ercer año consecutivo, con 10.924 unidades vendidas, lo que representó un crecimiento del 21 por ciento entre el 2013 y 2014. Entretanto, la Tahoe resaltó como protagonista en el pasado Salón Internacional del Automóvil de Bogotá, al venderse 30 unidades durante la feria.

Por otro lado, el recién revelado peso pesado de la marca, el Camaro ZL1, también fue protagonista durante el SIA 2014, con 13 afortunados compradores del renovado y repotenciado muscle car de la marca del corbatín.

Pero no todo son vehículos para Chevrolet, en su portafolio de servicios, el sistema ChevyStar celebró 10 años en Colombia con importantes cifras, además de la recién anunciada extensión del servicio: la reposición del vehículo en caso de que sea imposible ubicar el vehículo luego de ser robado.

En estos 10 años, el servicio ChevyStar recibió 541.149 llamadas, ha realizado 1'994.653 servicios digitales y ha recibido 44.661 descargas de su recién lanzada app para dispositivos móviles. Ello ha derivado en la recuperación de 418 vehículos reportados como hurtados (aproximadamente un 98 por ciento de efectividad) y ha realizado más de 5 millones de alertas de Pico y placa, una función muy útil en medio de las cada vez más caóticas ciudades colombianas.

En sus servicios posventa, la atención en repuestos también alcanzó cifras récord: logrando un 85 por ciento en los índices de satisfacción y un total en ventas de más de $460 mil millones. Por su parte, la estrategia de reposición gratuita de tapas de combustible a vehículos Chevrolet, habiendo repuesto más de 2.100 unidades a sus clientes; estrategia que continuará al menos, hasta el primer semestre del presente año.


La planta GM Colmotores en Bogotá se destaca a nivel mundial y regional.
Fotos: Diego A. Sánchez Acosta (BMC).

Por su parte, la planta de GM Colmotores, ubicada en Bogotá ha realizado el estampado de 320.160 piezas en Zoficol (Zona Franca Industrial de GM Colmotores), lo que, entre otras cosas, le ha posicionado en el puesto 18 142 plantas de Chevrolet en el mundo y segunda en la región, después de Ecuador. Asimismo, la planta recibió el certificado LandFill-Free, a través del reaprovechando de los residuos sólidos producidos dentro de sus instalaciones. Esto, sumado a la reducción en los costos de producción, de un 23 por ciento.

Para el presente año, Chevrolet espera continuar creciendo en su participación en el mercado; sorprender con nuevos productos, consolidar su modelo de servicio y continuar hablando un idioma global a partir de "Find New Roads".


Test-Drives.

Pero la jornada no terminó allí. y menos en un escenario como el Autódromo de Tocancipá. Chevrolet dispuso para nosotros dos pesos pesados en escenarios off-road y, por supuesto, en la pista.

La Chevrolet Tracker desmostró su poderío en la pista 4x4, demostrando de qué es capaz, en una pista entre húmeda, lodosa y seca que supuso diversas situaciones en un mismo circuito, perfectas para poner a prueba el comportamiento de potencia, tren motriz y las diversas ayudas electrónicas con que cuenta esta camioneta, nada despreciable en entornos agrestes, con un tamaño ideal y el espacio y comodidad adecuados para sus siete ocupantes.


Pedal a fondo y en el lodo. La Tracker demostró para qué está hecha.
Fotos: Diego A. Sánchez Acosta (BMC).
La Tahoe, por su parte, dio revista de todo su poderío, más allá de ser una gran SUV que también está dirigida para personalidades ejecutivas o gubernamentales. Su motor V8, con sistema Active Fuel Management, con el que dependiendo de la situación, se desactivan 4 de sus cilindros para ahorrar combustible, pero ello no resta importancia a los más de 355 caballos de potencia y más de 500 Nm de torque la hace una camioneta muy divertida que a pesar de su peso y robustez sortea sin mayor esfuerzo curvas a altas velocidades, frenadas en seco o zigzagueos repentinos.


En terreno off-road y en la pista, la Tahoe demostró ser potente, robusta y aplomada.
Fotos: Diego A. Sánchez Acosta (BMC).

En la pista, fuimos honrados con la presencia de el muscle car, e histórica insignia de la marca que recién fue revelado en el pasado SIA de Bogotá el año pasado: El Camaro ZL1, un brioso imponente, que con su muevo motor supercargado de 580 HP demostró por qué fue hecho para la pista; acompañado con esa sinfonía que solo un V8 puede regalarnos. Todo un deleite a la vista y al pisar el acelerador, que se complementaba con una caja automática, que garantizó una buena dosis de adrenalina.


Pura adrenalina, representada en 580 HP. Camaro ZL1.
Fotos: Diego A. Sánchez Acosta (BMC).

Y como si el ZL1 no hubiera sido una descarga de emociones fuertes, también tuvimos la enorme fortuna de probar el Corvette C7 Stingray, la vedette de la marca en el pasado SIA de Bogotá 2014. La séptima generación del legendario súper deportivo, que de momento no está a la venta en el mercado colombiano, deleitó con su potencia, balance de peso, caja automática, aceleraciones laterales por encima de 1G y ayudas propias de un deportivo, como el odómetro digital, proyectado en el panorámico, justo en frente del conductor. Toda una experiencia única para cerrar una gran jornada.


Pero faltaba lo mejor para el final: Con ustedes, Corvette C7 Stingray.
Fotos: Diego A. Sánchez Acosta (BMC).

Es un trabajo duro, lo sabemos, pero alguien tiene que hacerlo.

Share on Google Plus

About Diego Alexander Sánchez Acosta

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario