Latin NCAP reveló los resultados de las primeras pruebas de su quinta fase



Tras los primeros resultados de la quinta fase de pruebas del ente internacional en seguridad automotriz para Latinoamérica el pasado mes de agosto, Peugeot y FIAT mostraron resultados alentadores, mientras que el desempeño de Chevrolet aún deja muchos vacíos.



Por: Diego A. Sánchez Acosta.

El Peugeot 208 alcanzó cuatro estrellas para la protección de adultos y tres estrellas para la protección de ocupantes niños. La estructura del auto se desempeñó correctamente y fue calificada como estable. Esto refleja una generación de estructura más moderna, lo cual es bienvenido. Sin embargo, el equipamiento de seguridad de la versión básica es menor comparado con la versión básica europea del vehículo. Dispositivos tales como ESC, airbags laterales, ISOFIX o el interruptor de desconexión del airbag del acompañante no se encuentran en el modelo básico latinoamericano. Latin NCAP, en consecuencia, alienta a Peugeot a mejorar el modelo 208 para obtener las cinco estrellas dado que la estructura básica muestra un buen desempeño en el ensayo. 



El Fiat New Palio obtuvo tres estrellas para la protección de adultos y dos estrellas para los pasajeros niños. También se evaluó una versión del modelo sin airbags obteniendo un resultado de cero estrellas el cual desde mayo FIAT ha dejado de producir con esa especificación. Latin NCAP felicita a FIAT por esta decisión de incorporar airbags como parte del equipamiento estándar a su modelo lo cual ofrece una mejora necesaria en la protección del ocupante. Latin NCAP también alienta a FIAT a realizar más avances para alcanzar las cinco estrellas en seguridad del pasajero adulto y mejorar la seguridad del pasajero niño mediante anclajes ISOFIX, cinturones de tres puntas en todas las posiciones, entre otras mejoras necesarias.

FIAT New Palio en versión con doble airbag.


El Chevrolet Spark (sin airbags). obtuvo cero estrellas para la protección del ocupante adulto y dos estrellas para la protección del ocupante niño. Como resultado de este ensayo, las cabezas de los dummies del conductor y acompañante fueron coloreadas con rojo, lo que significa que la protección ofrecida fue pobre resultando en una alta probabilidad de que cualquiera de los dos pueda sufrir lesiones de riesgo de vida. La falta de airbags en el Spark combinada con una carrocería inestable provoca un resultado pobre. Es decepcionante que Chevrolet no esté dispuesta a por lo menos seguir el ejemplo de FIAT y detener la producción de este modelo sin airbags para América Latina.



El Chevrolet Onix obtuvo tres estrellas para la protección del ocupante adulto y dos estrellas en la protección del ocupante niño. A pesar de que la estructura fue considerada estable, se abrió el piso en el área de los pies del lado del conductor. La falta de ISOFIX y de cinturones de tres puntas en todas las posiciones y el desempeño de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) contribuyeron a un puntaje bajo para el ocupante niño. Dado que el ONIX es un auto nuevo y está basado en una plataforma moderna, el haber alcanzado sólo tres estrellas es poco impresionante. Latin NCAP, por lo tanto, alienta a Chevrolet a apuntar hacia un desempeño de cinco estrellas en lugar de quedarse con sus actuales decepcionantes resultados. 



Mayores exigencias de Latin NCAP para la seguridad infantil
Este año Latin NCAP aumentó la exigencia de evaluación para los ocupantes niños. Se utiliza una nueva tecnología de muñeco infantil (muñeco Q)  para representar niños de 3 años y 18 meses. Este cambio es un paso importante para Latin NCAP. La nueva evaluación también ponderará la capacidad de los modelos de alojar de manera adecuada algunos SRI representativos del mercado local. Será más exigente con el equipamiento en el auto, proporcionando más puntos a los anclajes ISOFIX y a los cinturones de tres puntas en todas las posiciones.  El uso de sistemas de retención ISOFIX juega un rol fundamental en la reducción de la probabilidad de una instalación incorrecta y generalmente mejora el desempeño dinámico. Latin NCAP recomienda ISOFIX y alienta a los gobiernos, fabricantes de autos y proveedores de la región a apoyar ISOFIX basados en las normas para SRI R44 y R129 de la ONU.

Diálogo con industria promueve avances
Latin NCAP también se complace con el diálogo constructivo con los fabricantes de automóviles. La voluntad de algunos fabricantes líderes por cambiar su producción y ofrecer modelos más seguros para el mercado es bienvenida y demuestra los beneficios de los esfuerzos de Latin NCAP para promover autos más seguros y crear conciencia entre los consumidores sobre las opciones que enfrentan a la hora de adquirir un nuevo vehículo. 

Normas de la ONU y Conferencia Ministerial Global 2015 sobre Seguridad Vial en Brasil
Latin NCAP mantiene su preocupación por la falta de criterios de desempeño y de requisitos de conformidad de producción (CoP) en algunas  normas de protección al ocupante en países de la región. Las normas que se deberían adoptar aplican el criterio de desempeño, medido en general como los niveles de lesiones en un muñeco de ensayo de choque sin importar qué tecnología en particular se aplique para protegerlos. Los requisitos CoP aseguran que el desempeño de seguridad de un modelo se mantenga desde la aprobación original a través del período de venta en los mercados de la región.  

Estos temas serían tratados eficazmente si los países de la región realizaran un mayor uso del sistema regulatorio de la ONU para la seguridad vehicular adoptando sus normas como tales. En abril, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución de seguridad vial alentando a todos los estados miembros a hacer un mayor uso de estos instrumentos legales. La misma resolución acordó organizar una segunda Conferencia Global Ministerial sobre Seguridad Vial a ser desarrollada por el Gobierno de Brasil el 18-19 de noviembre de 2015. Latin NCAP celebra la decisión del Gobierno de Brasil de ser anfitrión de la Conferencia Ministerial y espera que esta importante reunión mundial aliente a los gobernantes de América Latina a aplicar en su totalidad las regulaciones de la ONU  más importantes en materia de seguridad vial tales como las Normas 94 y 95 para impactos frontales y laterales.

María Fernanda Rodríguez, Presidente, Latin NCAP al respecto afirmó que “La razón por la que me vinculé con la seguridad en vehículos fue para garantizar un mínimo de seguridad a sus ocupantes, principalmente los niños, por ser éstos, los más vulnerables y los más ignorados. Veo con satisfacción que a través de estas 5 fases, algunos fabricantes han progresado mucho en este tema, pero debo ser sincera, todavía no puedo sentirme tranquilla, porque la seguridad de los niños sigue siendo bajísima.  Actitudes como la de FIAT, me dan esperanza; pero creo que debemos esforzarnos más, mucho más, si queremos disminuir el número de lesionados y fallecidos en nuestros países. Creo que los Gobiernos deben ser más activos y apropiarse de la seguridad como uno de los pilares cruciales de su gestión, exigiendo el mínimo de seguridad recomendado por Naciones Unidas; al mismo tiempo, los usuarios podemos y debemos elegir mejor para llamar la atención de los fabricantes y exigir nuestro derecho a los mismos niveles de seguridad que tienen los usuarios de otros mercados para una misma marca - modelo. Es triste seguir viendo autos CERO estrella; no me gustaría ser un pasajero en alguno de ellos”.

Por su parte, Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP, añadió lo siguiente: “Es alentador ver a los fabricantes traer plataformas nuevas y más seguras a la región, sin embargo, el equipamiento básico está aún por debajo de otros mercados como el europeo, donde el mismo modelo se vende más barato que en América Latina. La falta de Regulaciones de la ONU como requisitos obligatorios para los mercados locales es una gran preocupación. Esperamos que la industria apoye más a los gobiernos que deseen aplicar regulaciones de la ONU que redundarán en el beneficio de los consumidores latinoamericanos.  La protección al ocupante niño es todavía es un problema grave que los gobiernos deben tratar obligando y alentando la utilización de regulaciones globales de la ONU”.

Acerca de Latin NCAP
El Programa de Evaluación de Autos Nuevos para América Latina (Latin NCAP) fue lanzado en 2010 como un proyecto piloto de tres años para explorar la contribución potencial que un programa independiente de evaluación de vehículos nuevos pueda realizar a la seguridad vial en América Latina y el Caribe (LAC). Latin NCAP replica programas similares desarrollados en los últimos treinta años en América del Norte, Europa, Asia y Australia y que han probado ser muy efectivos en el mejoramiento de la seguridad de vehículos motorizados.

Latin NCAP contribuye al pilar Vehículos más Seguros de la Década de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 de las Naciones Unidas.

Share on Google Plus

About Diego Alexander Sánchez Acosta

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario