Lo nuevo de Yamaha


Así luce: Nos pareció tan simpática que desde ya rogamos a sus futuros dueños que no tengan el mal gusto de "engallarla" / Fotos: Incolmotos-Yamaha.

Una nueva motocicleta llega a enriquecer la oferta de Incolmotos-Yamaha en Colombia y trae consigo algunas mejoras técnicas que muy seguramente pesarán bastante en la mente del motero colombiano a la hora de adquirir su máquina. Se trata de la Yamaha SR-Z, hecha en India.

A primera vista, es una moto de diseño no tan discreto, que exhibe sus pretensiones deportivas con accesorios de tipo cosmético y aerodinámico, que se encuentran en boga a lo largo y ancho del mercado colombiano. encaja pues, en la categoría llamada "Street", que contempla un uso eminentemente urbano, pero nada falto en el área de deportividad y representa el 70% de las ventas de motos en el país. Esta moto se ubica un escalón por debajo de la Yamaha FZ en precio y rendimiento.

Creemos que los apéndices aerodinámicos hacen mucho por  elevar el estatus de una moto popular. / Fotos: Incolmotos-Yamaha.

Su planta de poder es un motor monocilíndrico de cuatro tiempos SOHC y 153 c.c. que se encuentra inclinado hacia adelante para bajar un poco el centro de gravedad, en la búsqueda de mayores índices de estabilidad. Como novedad, se encuentra pintado de negro mate, al igual que el sistema de escape. La potencia es de 11.9 HP y el torque es de 12.8 N-m a 4.500 RPM. estas cifras, según la marca son muy buenas, especialmente en el apartado del torque, ya que evidencia la preocupación en entregar agilidad y potencia en el ambiente urbano, tan enrevesado. Desde Medellín, en dónde está basada la compañía, se enviaron ejemplares de preproducción a cumplir 12.000 km de pruebas, sin reportar malas noticias. Menos mal piensan en el intenso uso al que se verán sometidas.

El freno de disco delantero es un elemento que da valor agregado. la seguridad es lo primero, aunque eso depende tambien de la educación de sus usuarios. Fotos: Incolmotos-Yamaha

Según Incolmotos-Yamaha, el motor fue diseñado con un objetivo muy claro: Reducir las vibraciones inherentes a estas máquinas de un cilindro. Esto se lograría por medio de contrabalancines, menores tolerancias en el ensamble de sus partes, entre otros aspectos. Dimos una vuelta y pudimos comprobar la ausencia casi total de vibraciones que cansan a conductor y pasajero. También cuenta con una suspensión trasera de doble amortiguador y muelles ajustables. Un disco delantero de 245 mm y uno trasero de tambor se ocupan del frenado.

El asiento es amplio y no hay que apretarse mucho para estar cómodo. / Fotos: Incolmotos-Yamaha.

Tanque de gasolina de 3.7 galones, asiento biplaza suave y tapa de gasolina anclada, (para no perderla por ahí mientras se reposta combustible) la hacen amigable con el usuario. Parece adecuado para que el motociclista proteja su inversión. Realmente fue cómoda de usar, lo que nos lleva a resaltar la filosofía de la marca, llamada Kando, palabra japonesa que expresa un a profunda emoción y satisfacción al encontrar un producto de calidad. Esperamos poder hacerle una prueba de manejo pronto.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario