Aniversario: 60 años del Chevrolet Corvette

La primera generación de un ícono gringo. / Fotos Prensa GM Colmotores.

Durante la segunda postguerra, el escenario de los autos deportivos estaba ampliamente dominado por los fabricantes europeos, siendo la única alternativa para los estadounidenses con aspiraciones deportivas -recordemos que la era del Muscle Car no había sido ideada siquiera- hasta que el jefe de diseño de GM en la época, Harley Earl trazó las líneas de lo que sería el primer auto depoertivo estadounidense de la era moderna, el Chevrolet Corvette.


Causando sensación durante su debút el el Hotel Waldorf Astoria de Nueva York. / Fotos: Prensa GM Colmotores.

En junio 30 de 1953, el primero de un modelo nuevo de Chevrolet –a propósito, un modelo nuevo de auto americano- salió de una línea de ensamblaje en Flint, Michigan. El auto tenía sólo dos asientos. En ese modelo, no había ventanas tipo roll-up, o manijas exteriores. Su carrocería no era cubierta en acero, por el contrario fue fabricado en fibra de vidrio reforzada.

Mientras que el Baby Boom de la posguerra estaba en pleno apogeo, este definitivamente no era un auto familiar. El Corvette era un vehículo muy personal, que garantizaba al conductor y a su pasajero toda la emoción de la carretera. Los escépticos le dieron al auto pocas posibilidades de duración, más allá de la producción inicial de unas pocas docenas de unidades. Sin embargo, 60 años más tarde el Chevrolet Corvette sobrevive - y crece con fuerza - como un ícono automovilístico y cultural estadounidense.

Los primeros Corvette en la planta de Flint, Michigan, cuya producción se trasladaría a Bowling Green, Kentucky. / Fotos: Prensa GM Colmotores.

"A través de los años, Corvette ofrece sin duda características de última generación, diseños, tecnologías y rendimiento", dijo Tadge Juechter, Ingeniero Jefe de Corvette. "Sin embargo, creo que lo que ha hecho del Corvette un concepto tan duradero, es la emocionante experiencia de manejar uno.”

"No importa cuál sea su posición en la vida, cuando está detrás del volante de un Corvette, usted es un atleta olímpico - capaz de ir más rápido, detenerse más rápido, y girar mejor que todos los demás", continuó Juechter. "Muy pocos autos pueden igualar esa experiencia, y ningún otro auto ha entregado tan bien o a más personas esa experiencia, que el Corvette”.

El archifamoso Corvette Stingray convertible, con motor V8 427. / Fotos: Prensa GM Colmotores.

Apenas cinco meses antes de que Tony Kleiber, un ensamblador de la planta de Flint, sacara el primer Chevrolet Corvette a línea y dentro de la historia automotriz, el icono en su creación era un poco más que el sueño de un diseñador. Corvette se creó por primera vez bajo el nombre clave XP-122 para entregar a los estadounidenses una mirada a un auto deportivo al estilo europeo, diseñado de este lado del Atlántico. Este fue uno de varios autos de concepto presentado en enero de 1953 en la feria de GM Motorama en el salón de baile del Hotel Waldorf Astoria en Nueva York.

Con una guerra mundial, no muy lejos detrás de ellos, las personas querían una mirada al futuro del automóvil y hacían fila alrededor de la manzana para ver el nuevo concepto de autos. En el Waldorf Astoria -y en cada parada del Motorama por todo el país- el  pequeño deportivo roadster de Chevrolet encendió la imaginación de muchos estadounidenses.

Corevettes como estos, solían ser entregados a los astronautas del programa Apollo, de la NASA. / Fotos: Prensa GM Colmotores.

De hecho, el Corvette era tan popular que los ejecutivos de Chevrolet decidieron impulsar la producción del roadster de dos asientos, aunque de forma muy limitada. Los planes iniciales incluían cerca de 150 Corvettes, principalmente para ayudar a atraer clientes potenciales a los concesionarios Chevrolet repartidos por todo Estados Unidos- 48 estados. La abrumadora demanda duplicó la producción del primer año a 300 unidades. Al año siguiente, el Corvette se trasladó a una planta de montaje de GM en St. Louis, Missouri, donde 3.640 Corvettes modelo 1954 fueron fabricados en el año.

 Esos primeros Corvettes despertaron en los estadounidenses 60 años de amor por el Corvette. Desde 1953, más de 1,5millones de Corvettes han sido fabricados. Estos autos se han convertido en sinónimo de rendimiento de América, a partir de su paso por Americana en la Ruta 66 y hasta llevarse la bandera a cuadros en la carrera más prestigiosa del mundo, las 24 Horas de Le Mans.

Este es el Corvette C6, que en una par de años saldrá de producción para darle paso a la siguiente generación, el C7. / Foto: Prensa GM Colmotores.

Durante los próximos meses, Chevrolet escogerá los mejores neumáticos, abrirá el capó, y se pondrá detrás del volante para destacar 60 años de hitos en diseño, rendimiento y tecnología de Corvette. Esperamos que disfrute el paseo.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario