En memoria de Dan Wheldon: "Desde ayer no hay risas"

El texto que van a leer en esta entrada es un homenaje que nuestra colega Niky Pauli le rindió a Dan Wheldon y muy gentilmente nos ha permitido replicarlo en nuestro blog. Esperamos que lo disfruten.



Por: Niky Pauli.

A veces, no porque el tiempo pase las ideas están más claras. Las últimas 24 horas he sentido que camino en una nube. No es la primera vez que asisto a un accidente con consecuencias fatales. Desafortunadamente, en este trabajo (o debo decir, ¿en esta vida?) forma parte de lo que pareciera ser inevitable. Es cierto que con el tiempo se ha incrementado la seguridad de los autos, las pistas y de todo cuanto rodea a los pilotos. Y han disminuido las muertes en las carreras. Pero como dijo en su momento François Cevert: “Nosotros, todos sabemos, cada uno de nosotros, que la muerte está en nuestros contratos”.

Saberlo, no hace que sea menos doloroso enfrentarlo. Y recordar estadísticas o buscar culpables, ni cuenta la historia de la persona que lloras, ni la devuelve a la vida.

Cuando la nube en mi cerebro se aclara consigo ver al Daniel Wheldon al que siempre recordaré. Al de la sonrisa constante, al que decía lo que pensaba, al que se reía mucho, al que vivía con pasión su oficio, que no era otra cosa que su vida misma. Tal como lo es para los corredores de verdad. Los de corazón.

Dan sentía pasión por lo que hacía. No dejaba lugar a la duda. Siempre fue así. Pero entre el Dan que conocí hace algunos años y el que asomó en tiempos más recientes, había mucha más solidez. Madurez, le llamarán algunos. Sabiduría, otros. Un poco de todo eso, sazonado con la experiencia que dan los años, dirán terceros…

Imagino que las altas y bajas –tan comunes y extremas en el automovilismo-, sumadas a su vida familiar con Susie y sus hijitos, Sebastien y Oliver, pulieron una faceta diferente en su carácter.

La primera vez que cruzamos caminos pensé que era un hombre extraño, de contrastes. Por un lado, súper amable con los fans, por el otro, un poco pedante y malcriado en sus compromisos. El Dan que vi luego fue uno más divertido. Con un humor muy particular, directo, tal vez un poco imprudente, pero definitivamente intenso, apasionado por la vida y encantador. Capaz de derretir a cualquiera con una sonrisa. Esta versión más nueva para mi, se reía al hablar de los pañales que cambiaba a sus hijos y reconocía amorosamente la paciencia que decía le tenía su esposa. Pese a que seguía contagiando con su electricidad a todos los que le rodeaban había en él algo calmado que le daba un aire seguro, un poco despreocupado y feliz.

Su triunfo en la Indy 500, su nueva faceta como comentarista en TV (“Soy piloto, este no es mi trabajo real…ya sabes…”), las pruebas del nuevo chasis Dallara que debutará en 2012 (y que debería llevar las siglas DW, en su honor, tal como propuso James Hinchcliffe), y la posibilidad de correr nuevamente a tiempo completo en la Serie con Andretti Autosport el próximo año, mantuvieron viva su sonrisa durante toda su temporada como “desempleado”. Dan bromeaba diciendo que el cheque de desempleo de más de dos millones de dólares que le habían dado en la Indy 500, era el mejor que había recibido en su vida. Y todos reíamos con él.

Pero desde ayer no hay risas.

Cuando se suponía que debíamos celebrar, nos enfrentamos a la tragedia de su partida.

Llegará el tiempo para reflexionar. Como tantas veces se hablará de seguridad, de tomar medidas, de hacer algo. Se harán análisis y quizás se busquen responsables. Pero no es este ese momento.

Con Dan, se marcha una parte importante de la IndyCar. Al menos para mi.

Dan, no hay palabras que expresen lo mucho que te extrañaremos, dentro y fuera de las pistas.

Algún día volveremos a encontrarnos, en alguna pista, del otro lado. Hasta entonces, ve con la certeza de nuestro cariño, admiración y agradecimiento.

¡Hasta siempre, Campeón!


Si quieren leer otras entradas pueden visitar el FanPage de Media Racing en Facebook: https://www.facebook.com/mediaracing


Igualmente para quienes son usuarios de Twitter les recomendamos seguir a Niky Pauli (@MediaRacing)

Foto: Cortesía IZOD Indy Car Series
Share on Google Plus

About Enrique Mathieu

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario