Alfa Romeo Giulietta: Amor a primera vista


La tela se va, la belleza queda. / Foto: S. Peñuela
Por fin, luego de tanto suspenso, tantas emociones reprimidas y la envidia de ver cómo los colegas europeos disfrutaban de su presencia, Colitalia-Alfa Romeo (que nombre tan largo) por fin develó las líneas absolutamente sexys de Giulietta, La última creación de los muchachos milaneses. Huelga decir que es una macchina espectacular y que su sola figura enamora a más de un desprevenido.
Detalle del maletero, con la hermosa caligrafía. / Foto: S. Peñuela

Algunos observadores se preguntarán porqué otorgamos a las creaciones de Alfa con personalidades femeninas. Según nos contó Luca Todeschini (el Director General de Colitalia), el escritor italiano de finales del siglo XIX, Gabrielle D'Annunzio, tuvo unas palabras con respecto al naciente invento del automóvil: Son creaciones tan hermosas que no puede ser que ostenten un nombre másculino. Así pues, de llamarse Automobili, pasaría a ser conocido como Macchina, siendo considerado con la delicadez de una dama.

La Giulietta, al descubierto, cual vedette. / Foto: S. Peñuela

Pasemos ahora si a lo que muchos se preguntarán: ¿Que carajo tiene bajo capó? Muy simple, Ahi se aloja un motor de 4 cilindros MultiAir (Tecnología de válvulas electrohidráulicas que no depende de ejes de levas para funcionar), con 1.368 c.c. turbocargados. todo eso produce unos saludables 170 caballos de fuerza, que van a las ruedas delanteras por medio de una caja de 6 velocidades controlada eso si, por un sistema de diferencial electrónico Q2, para que la potencia llegue de manera efectiva, y no se convierta en un desperdicio.
Los colegas de la prensa especializada fueron los primeros seducidos. Foto: S. Peñuela

Su diseño exterior de veras es hermoso: durante su destape no pudimos dejar de verla, y sentirnos abolutamente enamorados: así es (demonios!) cómo se debería ver un Alfa desde tiempo atrás. Tan coherente y hermosa es su propuesta de diseño que le encontramos toda la lógica del mundo si la parqueamos junto a las Giuliettas de generaciones predecentes, cada una casi tan hermosa como la anterior.
La parrilla triangular es más prominente y sus faros de Bi-Xenón y LED, restepuosos, la flanquean desde los extremos de la carrocería. A la matrícula no le será permitido obstruír la visión de tan armonioso frente, por lo que va relegada al costado izquierdo del paragolpes; aun cuando las placas colombianas sean todo menos bonitas o discretas.

Tablero deportivo, con algo de nostalgia. / Foto: S. Peñuela

Toda la panoplia de ayudas electrónicas están disponibles (DNA, ABS, EBD, ASR, Hill Holder... etc), aunque siendo sinceros, eso no es noticia y solo un novato se fijaría verdaderamente en ello. Por favor, no se emocionen mucho... si van a prescindir de tales asistencias, será mejor que haya escrito su testamento y asegurado todas las partes de su cuerpo, y en especial su trasero, ya que desde aquí vaticinamos un chasis temperamental y con serias aspiraciones deportivas, que al igual que una bella lombarda, no perdona errores, y si exigirá toda la dedicación y el cariño disponibles. Para mayor control, Alfa Romeo le desarrolló un sistema de dirección de doble piñon, asistido electrohidráulicamente. Toda una joya.

La vista más esperada: su hermosa naríz. / Foto S. Peñuela


Su interior está ricamente diseñado, evocando las líneas de los salpicaderos de antaño y complementándolo con pulsadores inspirados en la aeronáutica, además de estar poblado de exquisito cuero. Sus rines, de referencia Turbina, con rayos helicoidales de 18", son los más hermosos que hayamos visto en mucho tiempo.
Como todos los Alfa que Colitalia ofrece, 7 bolsas de aire trataran de amortiguar alguna estupidez casi fatal de un conductor tonto en caso de que sus imprudencias superen los oficios de los controles de estabilidad, tracción y frenado.

Los estándares se hacen cada vez mas altos, y por eso Blue & Me, Radio de 6 CD, controles de audio en el volante, sensores de reversa y todo eléctrico, completan el conjunto. En una charla informal con el GerenteGeneral de Colitalia, el señor Marco Álvarez, pudimos enterarnos de que el Giulietta podrá estar en la órbita de los $100 millones; puede ser más, puede ser mucho menos; pero si nos alegra sobremanera que las aguas del mercado premium vengan a ser agitadas por una dama de sensuales curvas, gran diseño y deportividad. Eso sí... estaremos pendientes de la primera oportunidad para una prueba de manejo, que ya nos dijeron, será para 2011.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario