¡A ponerse el casco!

Si lo suyo es la velocidad y le apasionan las carreras, en Bogotá podrá encontrar tres establecimientos destinados para que pase un rato agradable, bote adrenalina y sienta la emoción de ser piloto.





Cuando aparecieron los primeros escenarios para ir a “montar en karts”, el asunto funcionaba de forma bastante curiosa. No eran muy rápidos, no había elementos de seguridad y el conteo de las vueltas corría por cuenta del mismo personaje que acomodaba los carros, llevaba el tiempo y agitaba las banderas. A pesar de eso el mejor plan que había era ir a los karts. Hoy en día existen lugares dispuestos para la práctica segura de esta actividad y gracias a los elementos que la complementan, la sensación de velocidad y competencia se asemejan mucho más a las que vive un piloto de carreras.


Emoción bajo techo
Bajo el concepto de Indoor Karting funcionan dos sitios en Bogotá; Karting Colombia y La Pista. El primero creado en 1999, picó en punta como escenario para la práctica del kartismo aficionado, con la ventaja de estar techado y sin importar las condiciones climáticas siempre estaba disponible para las carreras. Inspirado en éste, nació La Pista, también con la característica de ser un espacio cubierto pero gracias a su infraestructura podía ofrecer mayor longitud en el trazado.

Ambos complejos comparten similitudes como son los espacios para quienes deseen ver la carrera y comer algo (en Karting Colombia hay graderías), casilleros, el sistema electrónico de cronometraje que registra las vueltas y los tiempos de los participantes, además de los elementos de seguridad como cascos, balaclavas y cuelleras; sin embargo, en este aspecto los de La Pista denotan mejor trato.
De igual manera las máquinas son semejantes, cuentan con motores de 200 c.c de 6.5 HP que alcanzan velocidades entre los 25 y 50 Km/h y los trazados son exigentes y se modifican periódicamente para brindar nuevas experiencias de manejo a los pilotos.


Al aire libre
Con este formato opera Kart Way, que a diferencia de las pistas Indoor, hereda la estética de las instalaciones tradicionales para la práctica del kartismo. Los karts tienen iguales especificaciones técnicas y de seguridad, pero su principal característica es que se corre a cielo abierto.
Esta modalidad tiene sus seguidores y sus detractores. Su similitud con los kartódromos convencionales crea un ambiente parecido al que se vive en estos, por esta razón ha sido usado como escenario de escuelas de Kartismo.
Por otra parte, tiene la enorme desventaja que bajo circunstancias de lluvia intensa debe detener sus actividades. Cuenta con sistema de cronometraje y con suficiente espacio para los acompañantes.


Las competencias
Juan Pablo Montoya generó un auge enorme del automovilismo en Colombia; algo que agradecieron estos establecimientos que debían organizar un buen número de competencias al día debido a la cantidad de personas que asistían queriendo emular al piloto bogotano. Pero cuando las actuaciones de Montoya empezaron a tornarse deslucidas y acabó su periplo por la Fórmula Uno, la afición también decayó.

Por esta razón, las pistas de karts para aficionados cambiaron su público objetivo y empezaron a enfocarse en los eventos empresariales y privados que les garantizaran la presencia de un buen número de participantes (con ocho karts girando simultáneamente, en promedio 24 personas correrían en una hora). Además crearon campeonatos como el de duración que organiza La Pista en donde usted puede armar una tripulación de tres personas con sus amigos y cada uno tendrá un turno de 20 minutos de conducción. Igualmente hay torneos inter-universitarios, inter-colegiados y algunos que otorgan premios representados en descuentos para futuros usos del escenario. Así mismo, para quienes deseen mejorar sus habilidades a bordo de un kart, las pistas ofrecen cursos donde los alumnos aprenden no sólo las técnicas de manejo sino también sobre el reglamento de este deporte (banderas, comportamiento en pista).


Enciendan sus motores
Tan sólo con entrar a uno de estos lugares usted ya se sentirá como un piloto de carreras gracias a la decoración del ambiente y el sonido de los motores. Pensando en la seguridad de los participantes, después de pagar el valor por el tiempo que vaya a montar, los encargados lo llevarán a observar un video donde la darán las recomendaciones para vivir una experiencia a toda velocidad con la mayor seguridad siendo una de las principales recomendaciones la de no chocar los karts, aunque los enredones son bastante frecuentes. A partir de aquí, dispóngase a ponerse los elementos de seguridad, (cuellera, balaclava y casco) porque dentro de poco estará a los mandos de su bólido. Ya en la pista, cuando el grupo de pilotos es grande, se realiza una sesión de clasificación, alrededor de cinco minutos, para definir en qué orden largaran la competencia. Al contrario de las competencias de karts profesionales, en estos escenarios la partida es detenida.
En el momento en que se agita la bandera verde, todo corre por cuenta del piloto, de su habilidad para jugar con el acelerador y el freno, así como la entrada y salida de las curvas dependerá su resultado al final de la carrera.

Así que si después de leer todo esto quedó con ganas de ir a karts, no lo piense mucho, reúna su grupo de amigos, póngase el casco y ¡a correr!

Costos
Los precios para un buen plan de karts oscilan entre los $9.000 y los $50.000, que le dan derecho desde cinco minutos hasta una hora en pista. De igual manera, se pueden armar combos de comida rápida que incluyen turnos de manejo. Si va por primera vez, es recomendable tomar un turno corto, ya que la conducción de estas máquinas es muy demandante en la parte física.

Ubicaciones
Karting Colombia: Calle 153 A # 6-14, Bogotá.
La Pista: Km 16 Autopista Norte, Costado Oriental, Bogotá.
Kart Way: Outlet Centro Comercial Bima, Autopista Norte # 232-35, Bogotá.
Share on Google Plus

About Enrique Mathieu

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario