Se salvó Saab, por fin dieron un peso por ella


El CEO de Spyker, Victor Muller (Der.) y el saliente CEO de Saab, Jon Ake Rassmussen.
Foto: Automotive News


No habíamos reportado esta noticia debido a que tdavía es suceptible de fallar, cómo ya se ha visto antes. Saab , la marca pérdidas de General Motors por fin evadió su destino y fue adquirida por Spyker Cars NV, la ahora-famosa empresa de super autos exóticos, reconocida por el Alieron, C8 Laviolette y el futuro SSUV Peking To Paris, propulsados por sendos motores Audi V8.


El trato, mediante el cual GM se desprende de uno de sus activos más problemáticos, incluye la compra de parte de los holandeses, de acciones en Saab por un valor de US$74 millones, mientras que se espera un préstamo del European Investment Bank (Banco Europeo de Desarollo) por otros US$400 millones. cómo si fuera poco, el CEO de Spyker, el ahora genio de los negocios Victor Muller, aportará al trato alrededor de US$106 millones en préstamos por medio de su empresa Tenaci Capital B.V.

Es increíble, en este punto, el cómo una empresa que vendió 37 carros en 2009, consiguió plata para comprar una de las empresas más grandes de Europa y salvarla del deceso. Si pensaban que Richard Branson es hábil y que Christian Köenigsegg sabe de marketing, pues en tonces Victor Muller se perfila cómo el genio más absurdo y enorme de la historia administrativa.Ahora toca confiar en que el plan elaborado por Spyker para salvar y hacer rentabe a Saab Automobiles AB de frutos.

Así, pues, con todo y un ED Whitacre (CEO de General Motors) escéptico, la planta de Saab en Trollhättan seguirá funcionado sin novedad y el desarrollo del 9-5 SportCombi podrá continuar, tal cómo loevidencian ciertas fotos espía. Lo último que hemos sabido, es que la celebración de los trabajadores en la compañía sueca no se ha hecho esperar.

Seguiremos informando acerca de este hito noticioso. Esperen más información.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario