Rusia: para que nada cambie, que todo cambie



El archiconocido Renault (o Dacia) Logan, famoso por ser el auto fallido de 5000 Euros y ser un hito de ventas en Colombia, ha vencido categóricamente en las cifras de 2009 al Focus de Ford en Rusia, uno de los mercados con mayor potencial en el mundo y que vive una realidad bastante particular.


Este anuncio es un duro golpe para la marca del óvalo azul, ya que la inversión en el país de los soviets ha sido muy alta para perderla al lado de un automóvil tan disímil como el Logan. Esto es, pues, un claro campanazo de alerta, que grita a los cuatro vientos, la tendencia de consumo rusa: autos funcionales, económicos y al parecer, no demasiado bonitos, pero justos para las carreteras semipreparadas de dicho país.



El Renault de bajo costo se vendió en 53.869 unidades, mientras que el Ford más famoso de los últimos 5 años solo logró poner 52.108 autos en la calle. Los méritos de estos logros se ven ligeramente empañados por la otra cara de la moneda, la caída de hasta un 44% en el volumen de ventas con respecto al 2008. Incluso AvtoVAZ, el fabricante ruso más grande y campeón del mercado con 349.490 vehículos vendidos en 2009, ha registrado deslices fuertes en el volumen de ventas.



Sobra decir que los primeros 4 puestos en el podio antes del Logan y el Focus se los llevó Lada, con sus modelos Priora, Samara, 2105/07 y Kalina, (sin importar qué tan rústica y atrasada sea en calidad y rendimiento la industria automotríz rusa, que no ha podido levantar cabeza con Renault como accionista y tampoco se pudo hacer al control de Opel)  en ese orden; el séptimo lugar fue para el Chevrolet Optra (conocido allá como Lacetti) que compraron 29.362 rusos, consolidándose cómo la marca importada númer 1 en el mercado y segunda detrás de Lada.



Semejantes resultados son más pesimistas de lo que parecen, pues vistos de manera global, son un fracaso tantos números en rojo en un mercado tan grande, que a su vez puede marcar la pauta acerca de qué tan difícil puede ser recuperarse plenamente de la recesión pasada.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario