Los nuevos BMW Serie 3



Aún cuando a la gente del cómún (que deben ser bastantes) no conocen ni les importa cuándo BMW renueve su sempiterna Serie 3, y en ocasiones, les asiste la razón, porque ¿para qué preocuparse de un auto que dificilmente podrán tener y cuyos rivales les ha costado tanto trabajo dejar de superar? Es cómo una batalla perdida.

Sin embargo, atendiendo a la obligación autoimpuesta de este blog, presentamos aquí, para el público, las versiones cupé y cabriolet totalmente revisadas y renovadas de la Serie 3. Como principal novedad, se erigen sus motores, que para el 320d, es un 4 cilindros Diésel, desarrollando 184 CV y 38.7 kg-m de torque; también ostenta consumos ligeramente reducidos, en el cupé, del orden de 1.2 mpg, llegando así a un consumo máximo de 60 mpg; de igual forma, las emisiones de dióxido de carbono se ven disminuídas en 3g/km, llegando a emitir125 g/km. en el cabriolet los números son 55.4 mpg y 135g/km de CO2. El motor 6 cilindros Diésel también recibe 7 CV, llegando a  los 204 CV y ostentando 43.8 kg-m de torque y le baja 2g/km a las emisiones.
La planta de poder de 6 cilindros y 3,5 litros de gasolina recibe, por su parte, un turbocargador pequeño que complementado con el sistema VALVETRONIC y la Inyección Directa de Alta Precisión logra bajar en un 8% los consumos, aumentando la eficiencia térmica y dinámica del motor: 33.6 mpg y 196 gramos de CO2/km.
En el apartado estético, estos modelos reciben una revisión en la ya emblemática parrilla de doble riñón, recibiendo una tira cromada, bómper delantero retocado, con diseño más aerodinámico, luces delanteras y traseras optimizadas, con coronas LED, además de recibir ruedas estándar de 19'', además de la adición de tres nuevos tonos a su carta de colores. Las variantes M reciben un nuevo spoiler trasero, un nuevo tono de pintura y ruedas específicas de 19''.
Por lo demás, no hay nada nuevo en estos estándares industriales alemanes, tan perfectos, que ya se tornan aburridos. En Munich deben estar cansados de recibir premos por sus motores y sus autos. A veces la guerra entre Munich, Ingolstadt y Stuttgart por la perfección cansa.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario