El mundo automotor ayuda a Haití



Luego del espantoso terremoto de 7.3 grados en la escala de Richter que sacudió a Haití, destruyó el 90% de Puerto Príncipe, su capital, y mató a más de 200.000 personas, las ayudas para el que posiblemente sea el país más pobre del planeta no se han hecho esperar. Gobiernos y ONG's han hecho presencia con donaciones y asistenmcia. Incluso las empresas privadas alrededor del mundo se hicieron presentes y solidarios en la tragedia.

Dicho esto, la industria automotríz del planeta era de las pocas que se estabn quedando atras, sin siquiera un comunicado de prensa lamentando los hechos.
Sin embargo, el pasado 15 de enero, General Motors y Nissan donaron, la no despreciable suma de US$100.000; el primero a la Cruz Roja Estadounidense por medio de la Fundación General Motors, y el segundo a través de Nissan Canadá, que entrega US$5.000, US$25.000 de parte de sus empleados, otra suma similar de Nissan North América y US$52.000 donados a Hábitat para la Humanidad, que construirá casas en la devastada isla.
Horas más tarde de dicho anuncio, Toyota  manifestó que todas sus filiales a través de las Américas recaudarían un total de US$500.000, que serían entregados a la Cruz roja, la ONG Save the Children y Médicos sin Fronteras. Como si eso fuera poco (y porque a lo mejor no hallaba como publicitarlas) cuatro Tundras y Tacomas 4x4 fueron donadas a la Cruz Roja.
Ford Motor Company hará hará donaciones hasta de US$50.000 por cada empleado que aporte esa suma y trabajará en conjunto con un concesionario de Puerto Príncipe denominado Behrmann Motors para identificar las áreas y poblaciones críticas y así, canalizar mejor la ayuda.
Por otro lado, Eaton, fabricante de motores diésel y autopartes, donó US$100.000 a la Cruz Roja y anunció que emprenderá programas para la recuperación de los aspectos financieros, educativos y sanitarios del primer país liberto de las Américas.
Todas estas empresas han impulsado a sus trabajadores y directivos para donar tiempo, dinero, alimentos no perecederos y lo que sea necesario, por su cuenta, ya que semejante tragedia a veces no se soluciona con algunas contribuciones. Sólo esperemos a que el caos no se tome la mente de los haitianos, que no logran palpar las ayudas por la falta de organización para su distribución.

Si usted desea colaborar en alguna forma a paliar los sufrimientos del pueblo de Haití, visite la página de la Cruz Roja de su país, para saber cómo y en qué puede ayudar. Contáctese con el administrador de este blog si desea hacer una donación a la seccional colombiana de la Cruz Roja u otras ONG para obtener más información.
Share on Google Plus

About Sebastián Peñuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario