24 Horas de Daytona: Angelelli en la pole





Fotos: Media Grand Am


El piloto italiano Max Angelelli se adjudicó la pole position para la edición 2010 de las 24 Horas de Daytona, la competencia de apertura del calendario de la Serie Rolex Grand Am y porque no decirlo, la carrera de larga duración más importante de este lado del planeta.  A bordo del Ford Dallara del equipo Suntrust Racing, Angelelli se instaló en la primera fila de partida de los prototipos Daytona con un tiempo de 1:40.827 y una velocidad promedio de 204,5 Km/h. Lo pole conseguida por el europeo es la cuarta en su historial como piloto del auto número 10.

La conquista de la Pole alegró pero no sorprendió a la tripulación del Ford Dallara compuesta por Angelelli, Wayne Taylor, su  hijo Ricky y el portugués Pedro Lamy, quienes habían sido los más rápidos en la jornada de prácticas de tres días conocida como "Roar before Rolex 24" que se llevó a cabo en los primeros días del mes. En esa ocasión, el italiano había manifestado que para estar listos para la disputa de las 24 de Daytona, "solo necesitamos lavar el auto". 



“Ganar la ‘pole’ es algo muy importante para el equipo, después de la decepción de perder el campeonato en la última carrera”, expresó Angelelli. “Esto es bueno para la moral de nuestro equipo. Realmente lo necesitábamos”, agregó.

Pero no todo han sido honores para el italiano quien no ha ahorrado elogios para su vehículo y su equipo, “El carro está genial. Ha sido fácil conducirlo y ha estado muy rápido. Tenemos todo en su lugar y estamos ansiosos por la carrera y obtener un buen resultado. Ahora depende de nosotros como pilotos hacer que esto suceda. El coche está simplemente muy rápido - es increíble.”, afirmó el corredor.

¿Y los demás?
Los siguientes cuatro equipos en el orden estuvieron separados por menos de un segundo. Cerrada disputa que si se traslada hasta el final de las "dos vueltas al reloj" veremos de nuevo un final de carrera no apto para cardíacos como el de la temporada 2009. Acompañando al auto número 10 en la primera fila estará la máquina número 60 del Michael Shank Racing. El brasileño Oswaldo "Ozz" Negri pilotando un Ford Riley, le ganó el mano a mano a su compañero de equipo Michael Valiante, quien había dominado las dos sesiones de prácticas previas a la clasificación. El tiempo de Negri fue 1:41.100 mientras que Valiante detuvo los cronómetros en 1:41.110.

La segunda fila se completa con uno de los prototipos de Chip Ganassi, quienes estrenan los motores BMW preparados por Dinan (la salida de Lexus los obligó a mudar su planta motriz). El neozelandés Scott Dixon comandó la ofensiva de los 'Target Boys' (en la misma tripulación están Juan Pablo Montoya y Dario Franchitti) a los mandos del auto 02 y con un tiempo de 1:41.147 se instalaron en la cuarta posición. Mientras tanto, el BMW Riley a los mandos de Scott Pruett logró un tiempo de 1:41.167 y se ubicará detrás de Valiante en la parte interna de la tercera fila. 

“Estuvo muy apretada". "La calidad de estos autos y de los pilotos es fenomenal, se vio en la clasificación. Los autos estuvieron realmente cerca, fue increíble. Así será la carrera. El final de la prueba también estará muy ajustado como el año pasado”, expresó el californiano.

La sesión de clasificación estuvo marcada por las ausencias de pilotos y equipos, llamados a ser protagonistas, fuera del Top 10. Fue el caso de el experimentado francés Christophe Bouchut (ganador de las 24 Horas de LeMans) con el BMW Riley número 55, además de Darren Law con el Porsche Riley número 59 del Brumos Racing, el portugués Joao Barbosa del equipo Action Express con otro Porsche Riley. Misma suerte corrió el brasileño Ricardo Zonta del equipo Krohn Racing, quien conduce el Ford Lola número 75.

Sin embargo, los mayores damnificados fueron los actuales campeones del serial norteamericano, Alex Gurney y Jon Fogarty quienes no pudieron registrar tiempo de clasificación y largarán en la cola del pelotón. El cuatro veces campeón de la Copa Sprint de NASCAR, Jimmie "Superman" Johnson sufrió un accidente durante la práctica previa a la clasificatoria, afortunadamente sin consecuencias que lamentar para el piloto del Hendrick Motorsports. Sin embargo, el Chevrolet Riley número 99 (cambiaron el motor Pontiac) del GAINSCO/Bob Stalings Racing quedó severamente dañado.

Inicialmente el equipo quiso traer un auto de reemplazo desde su sede en Texas, pero los ingenieros y mecánicos expresaron que podían tener el prototipo listo para antes del comienzo de la competencia y a esta hora trabajan arduamente para lograrlo dada la seriedad de los daños.

“Me coloqué a la par de un coche de la categoría GT, no debí hacerlo y ahora estoy pagando las consecuencias. Odio que yo haya arruinado el vehículo y poner al equipo en esta situación. Al parecer todo se va a poder solucionar y esperemos que el coche llegue en buenas condiciones a la competencia”, expresó Johnson sobre el incidente.

Todo para Mazda en la GT
En la categoría GT las tres primeras posiciones de la grilla de partida fueron acaparadas por sendos Mazda RX-8 del escuadrón SpeedSource (preparador oficial de Mazda en Estados Unidos). El estadounidense Jeff Segal rompió el récord de pista que había obtenido su compañero Sylvain Tremblay en la edición 47 de las 24 Horas de Daytona y se instaló en la posición de privilegio con un tiempo de 1:49.282. Jordan Taylor fue segundo y Sylvain Tremblay consiguió el tercer mejor tiempo. La hegemonía de los violines japoneses en jornadas de clasificación se extendió por tercer año consecutivo y de momento el equipo SpeedSource es el rival a vencer.

Estimados lectores, recuerden que pueden seguir todas las incidencias de esta gran prueba por el canal Speed. La competencia comienza a las 3:30 de la tarde.


Via / Media Grand Am
Share on Google Plus

About Enrique Mathieu

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario